Consejos Parejas

Es bueno contigo pero malo en la cama

Es atento, cariñoso, compañero, darías todo por él. Realmente te has enamorado. Peeeero… a la hora de la pasión, hay algo que no te convence, te aburre, o incluso, no te gusta y temes de terminar perdiendo el interés sexual en tu pareja.

Tranquila, esto tiene solución: todo se puede hablar. Es más, partimos de la base de que la comunicación es fundamental en la pareja, y que cualquier problema que se presente no es tema de uno, sino de los dos el poder solucionarlo.

El tema es ¿cómo decirle a nuestra pareja que es malo en la cama? A continuación, algunos consejos para animarte a plantearle lo que te está sucediendo sin arruinar la relación.

Quitarle presión al tema


Si bien desde el vamos te recomiendo plantear el tema -porque ignorándolo, no solucionamos nada- tampoco estás en una situación como para decirle: “Mi amor, tenemos que hablar”. ¡Ni se te ocurra!

Todos le tenemos miedo a esa frase, e imagina lo duro y frustrante que puede ser que le digas que no estás disfrutando de tener sexo con él. Lo ideal es quitarle presión al tema y sugerirlo a través de comentarios sutiles de acuerdo a lo que estás necesitando; por ejemplo, “Me encantaría que el juego previo durara más”.

Decirlo en el momento adecuado


Si hay algo que no te gusta de tu pareja en la cama, pues entonces el mejor momento para planteárselo es allí, ¡en la misma cama! Jamás en otro contexto como la hora de la cena o mientras van juntos en el auto.

Esto también ayuda a quitarle presión al tema, ya que puedes comentarlo como algo que se te está ocurriendo en ese instante -¡y no algo que te tiene traumada hace meses!- a partir de una determinada acción. “Qué bien se sienten tus caricias, quiero ver qué tal si pruebas a otro ritmo”, por ejemplo.

Buscar una inspiración


Anímate, por ejemplo, a proponerle ver una película erótica juntos. Dile que te encantaría imitar y repetir con él lo que están viendo.

Con la excusa de lo que van viendo en la película, propónle practicar nuevas posiciones sexuales, innovaciones en el juego previo y todo aquello que creas te estimule y sirva para mejorar.

Mostrarle lo que te gusta


¿Para qué explicarle con palabras lo que quieres en la cama, si puedes mostrárselo? Al fin y al cabo, es tu pareja, se supone que hay confianza para hacerlo.

Ten en cuenta que hasta con una excelente química y atracción sexual no alcanza; uno de los secretos para una vida sexual exitosa es conocer lo que nos gusta y aprender lo que le gusta al otro para que ambos puedan disfrutar en la cama. ¡Aquí nadie es adivino ni tiene la bola de cristal!

Así que anímate a indicarle lo que te da placer. Te aseguro que servirá de mucho y no te vas a arrepentir. Además, no se lo va a tomar a mal porque parte de la necesidad de conocer los gustos de ambos; tú también propónle que te muestre lo que le gusta y la mejoría será al doble.

Entusiasmarlo cuando algo te agrada


¿Necesitas más juegos previos? ¿Quisieras que se detenga un poco más en el sexo oral? Quizás tu chico esté un poco haragán y no tenga en cuenta que necesitas más…

Entonces cuando esté ocupado en esos asuntos, exprésale el placer que estás sintiendo, dile que te encanta y que continúe y contunúe así. Eso, sin duda, lo mantendrá motivado y al mismo tiempo lo enloquecerá. ¡No te va a soltar!

¿Viste que no es taaan difícil? Las soluciones mágicas no existen, así que si no te sientes bien con tu novio en la cama, anímate a poner en práctica estos consejos. Verás que en confianza y con las cosas claras la situación cambiará para bien.

Lo + Visto