Consejos Historias Preguntas

¿Tienes la capacidad de entender tus emociones? Una experta nos dio la clave para obtenerla

Nuestras emociones pueden cambiar la forma en la que vemos el mundo. En este sentido, el buen o mal manejo de ellas implica buenas o malas decisiones que, a la larga, transforman nuestra vida. Por tanto, es importante para nuestra salud mental, física y emocional actuar con inteligencia. La psicóloga María Isabel González Veloz nos platica un poco más acerca de la inteligencia emocional.

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA EMOCIONAL?

Al inicio de la entrevista, María González explicó las diferencias entre la inteligencia y las emociones. “Consideremos la inteligencia como la capacidad de resolver problemas y emociones, como los sentimientos, sensaciones o reacciones ante diversas situaciones que se presentan en nuestro entorno. Por tanto, inteligencia emocional es la capacidad de una persona para darse cuenta de sus emociones, tolerar presiones, frustraciones y comprender los sentimientos de los demás. Es decir su capacidad para ser empática”, expresó. Se podría resumir en la habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las emociones propias, promoviendo un crecimiento personal y social. Tras aclarar ese punto explicó las cuatro variedades de inteligencia emocional.

  • Autoconciencia: consiste en saber por qué se siente cómo se siente. Las emociones como el temor, la ira o la tristeza no se pueden evitar. Pero está en nuestro poder conducir las reacciones emocionales, moderarlas y ordenarlas de manera consciente.
  • Automotivación: es la habilidad para orientarnos hacia nuestras metas. Todos tenemos objetivos, sin embargo, no todos logran alcanzarlos.
  • Empatía: la empatía ante otras personas requiere la disposición a admitir las emociones del otro, escuchar con atención y ser capaz de comprender pensamientos y sentimientos
  • Habilidades de relación social: consiste en tener un trato satisfactorio con los demás depende de la capacidad de crear y cultivar relaciones, de reconocer conflictos y solucionarlos, de encontrar el tono adecuado al dirigirse a los demás y percibir el estado de ánimo del interlocutor.

¿CÓMO LAS EMOCIONES AFECTAN NUESTRA CORPORALIDAD?

La especialista puntualizó que en general ignoramos la relación que existe entre nuestra salud emocional y física. “Las emociones afectan nuestro cuerpo tanto de manera positiva como negativa, según como se enfrenten los problemas. En consecuencia, nos afecta directamente porque somos un todo, en el que nuestro cuerpo no se separa de nuestra mente y ambos están influenciados. Esto implica, no solo reaccionar de manera negativa, sino que el cuerpo se ve afectado”, señaló.

Con el tiempo, pueden resultar diversas enfermedades, que van desde un simple dolor de cabeza, hasta colitis, gastritis, enfermedades del corazón. Incluso, en diversos estudios se ha llegado a analizar la relación del cáncer como un problema de las emociones mal manejadas y acumuladas. “Muchas veces se piensa que los problemas se resolverán solos y en lugar de atenderlos, se les deja de lado. De esa forma se acumulan presiones, tensiones, que poco a poco van mermando la salud física. Es decir, cuando la preocupación o el disgusto se prolonga por mucho tiempo, se convierte en una enfermedad emocional”, advierte María Isabel González.

¿CÓMO EL BUEN MANEJO DE LAS EMOCIONES FAVORECE EL DESARROLLO PERSONAL?

Cuando una persona maneja adecuadamente sus emociones, quiere decir que se enfrenta al mundo con valor. El valor no implica no tener miedo ante una situación, sino hacerle frente y resolverla. Cuando se logra el autocontrol emocional ante diversas situaciones, se actúa positiva y favorablemente. Así mismo, esa persona adquiere fortaleza y, en consecuencia, cambia su actitud, orientando su vida a objetivos claros, a su logro y consumación. Esto da seguridad y refuerza la idea de que al mantener bajo control las emociones, se puede comprender mejor a los demás y también efectuar de manera cabal, el desarrollo y la superación personal.

¿CUÁLES HÁBITOS NOS AYUDAN A TENER UNA VIDA EMOCIONAL SANA?

Recordemos que no hay recetas mágicas. Se trata de un trabajo constante, por tanto, hay que perseverar a pesar de los contratiempos. He aquí hábitos que la especialista nos asegura te ayudarán a ser emocionalmente estable:

  • Pensar positivo.
  • Cultivar los afectos.
  • Tener un pasatiempo.
  • No discutir por asuntos sin importancia.
  • Conocerse y amarse a sí mismo.
  • Aprender a manejar la ansiedad.
  • Revisar tu cuerpo con frecuencia.
  • Pedir ayuda cuando la necesites, no estás sola.
  • Ponerte en el lugar del otro.
  • Meditar.

¿CÓMO REGULAR LAS EMOCIONES NEGATIVAS?

La psicóloga  fue muy enfática al mencionar que no existen fórmulas para controlar nuestras emociones, sino un duro trabajo interno de autoconocimiento. “Las emociones sirven para la supervivencia, ya que son las que permiten que se actúe de un modo u otro. Sin embargo, para controlar las emociones negativas es importante hacer notar que nada funciona si no hay perseverancia y constancia. No hay magia ni recetas. Realizarlo una o dos veces no es suficiente”, advierte.

Enfatiza que hay que ser consciente de que es un trabajo harto arduo y difícil. Sin embargo, los resultados valen la pena, ya que se consigue mayor tranquilidad, estabilidad emocional y crecimiento personal. Esto redunda en bienestar para aquellas personas cercanas que están a tu alrededor, como padres, hermanos, esposos, amigos, etc. Para finalizar la psicóloga nos regaló esta pequeña lista de hábitos que nos ayudarán a controlar de mejor forma nuestras emociones.

  • Intenta recordar tus éxitos y virtudes.
  • Distrae tu atención.
  • Tómate un respiro para recuperar el autocontrol.
  • Piensa en el futuro mediato.
  • Medita con regularidad.
  • Escribe tus sensaciones, emociones y pensamientos.
  • Piensa en lo peor que puede pasar.
  • Date permiso para preocuparte un poco después.
  • Busca un espejo.
  • Encuentra el motivo de tus emociones.

En conclusión, la licenciada María Isabel González aclaró que para aprender a controlar las emociones hay que saber que no hay una solución única y que lo más importante es la convicción de querer ser mejor persona.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +