Que triste despertar sin volver asentir un buenos días amor, llamarnos solo por nuestro nombre, somos dos extraños que viven juntos desde hacen tiempo y creo fuimos tontos pues jamas supimos mantener el brillo de este amor y prueba de ello es que se fue oxidando. Me engaño la engañe pero parece ser que ya nada de eso importa la casa solo es un hotel el cual ocupamos solo para dormir, para las obligaciones del día a día como almorzar, comer y cenar. Cada quien esta en su mundo no hay un como te fue hoy ? Como te sientes ? Te pasa algo ? Todo eso paso al libro de la historia paso a volverse tan insignificante. Buscar culpables cuando los culpables fuimos los dos, rutina o costumbre o quizás una total falta de interés. Somos una bonita pareja por fuera pero unos completos desconocidos estando juntos, que paso ? Ni yo mismo lose, tal vez si pero ya no es importante el decir por que. Los pequeños detalles son los más difíciles de recordar y cuesta más hacerlos cuando ya no se siente absolutamente nada. Y con el tiempo el amor se nos fue oxidando y ninguno de los dos hizo ni hace ni hará nada, es muy difícil volver a sacar brillo a lo que uno mismo fue abandonando y dejando al más duró y cruel juez llamado tiempo.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *