“Te soñé dulce y guapo, con botas y con un hermoso olor a colonia. 
Te soñé como alguien a quien le gusta la velocidad, pero que ama besar lento. 
Te soñé amable y respetuoso, que me abraza de noche y me hace reír.
Te soñé como alguien loco y eso está bien porque yo también lo soy.
Te soñé junto a mi en la cama.
Te soñé y aún no te conocía.
Pero definitivamente eres mucho más de lo que soñé.”

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *