Parejas

¿Te han roto el corazón? ¡¿Y ahora qué?!

Las relaciones de pareja son una de las cosas que más nos llenan el corazón, nos hacen sentir felices y contentos casi todo el tiempo, pero ¿qué pasa si algo sale mal? Ninguna relación tiene garantía asegurada de éxito, por lo que nunca se sabe cómo va a terminar. Si algo no funciona y la pareja se rompe es inevitable pasarlo mal, aparecen sentimientos confusos, desilusión y una gran sensación de soledad que a veces es complicada de superar.

Estar enamorado es tan maravilloso que pese al dolor de una relación que ha salido mal, queremos encontrar a esa persona especial que nos haga sentir bien. Queremos volver a intentarlo, aunque algo nos frena, ¿ha pasado el suficiente tiempo desde la ruptura?

¿Cuánto tiempo debe pasar para volver a intentar una relación tras una ruptura?


Esta pregunta no tiene una respuesta directa. Todo depende del tipo de ruptura que se haya vivido, de las experiencias que hayan llevado a esa ruptura y sobre todo de tu personalidad.

Si sufriste mucho en tu anterior relación, es posible que necesites más tiempo que otra persona que terminó con su pareja de mutuo acuerdo.

Si tu personalidad no es muy fuerte es muy probable que te sientas mal, quizá hasta culpable por la ruptura y como consecuencia de ello el miedo te paralice para volver a intentarlo. En este caso el tiempo va en tu contra y puede que necesites mucho tiempo para estar lista otra vez para sentir de nuevo el amor.

No hay una regla fija de cuándo volver a buscar el amor, no existe una respuesta para saber si es el momento adecuado, pero lo que sí podemos darte son algunos consejos para que sepas si tú estás lista para vivir una nueva relación.

Algunos consejos para saber si estas preparada

Lo más importante antes de iniciar una relación es saber si se está lista para ello. Desearlo no implica estar preparada para todo lo que una relación implica, se deben tener claras una serie de ideas y conceptos que nos ayudarán para encontrar el amor. Algunos consejos para saber si estás lista para volver a intentarlo son:

Asegúrate que tu vida está en orden. Suena un tanto extraño, pero es el punto clave para poder volver a intentar una relación. Para poder estar bien con alguien es necesario que estemos bien con nosotras mismas. Es vital estar satisfecha contigo mismo, con el momento de la vida por el que pasas para poder iniciar una relación.

Si estas atravesando un mal momento familiar, laboral o algún otro punto de tu vida no se encuentra en su mejor momento no es el mejor momento para tratar de establecer una relación.

Solucionar esos conflictos de tu vida te exigirá mucho tiempo, por lo que dispondrás de todo el tiempo que una pareja necesita, pudiendo hacer que la otra persona se sienta en un segundo plano. Ten las cosas en orden para poder dar lo mejor de ti misma antes de comenzar una relación.

Siéntete bien contigo misma.

Es posible que después de una ruptura tu autoestima no se encuentre en su mejor momento. Puede que no te sientas tan atractiva o bella como realmente eres. Si no te sientes bien contigo misma es complicado que puedas sentirte cómoda con alguien.

Trabaja tu estado de ánimo, recupera tu autoestima y cuando te veas tan bella como eres entonces muéstrate al mundo así. En ese momento estarás lista para que te vean perfecta y podrás iniciar una relación sin problemas.

No tengas miedo a estar sola. Muchas veces cuando una relación se acaba se tiene la mala idea de aliviar el dolor con otra relación. Así, se inician relaciones muy rápidamente, con personas que seguramente no te convengan. No hay que tener miedo a estar sola. Es más, es necesario estar sola un tiempo para poder recomponer nuestras ideas, para reorganizarnos y poder llegar a sentirnos renovadas.

El tiempo que pasemos solas es un tiempo muy valioso porque nos ayuda a querernos a nosotras mismas y así cuando aparezca la persona ideal para nosotras estaremos listas para dar lo mejor de nosotras mismas.

Reflexiona sobre lo que fue mal en tu relación pasada.

Tu anterior relación acabó mal, pero seguramente te ha dejado un montón de lecciones de las que puedes aprender. Evaluar los puntos fuertes de tu relación, tratar de comprender qué falló en ella hará que te enfrentes a una relación con muchas más armas para alcanzar el éxito. Aprender de nuestros errores es lo mejor que podemos hacer cuando una relación termina.

En el momento que seas consciente de tu comportamiento de si, objetivamente, podrías haber hecho algo diferente en tu anterior relación para salvarla estarás lista para volver a vivir el amor.

Aceptar que tu pareja no volverá.

Cuando vivimos una relación creamos una dependencia con esa persona. Tenemos un contacto muy continuo con ella, lo hacemos formar parte de nuestra vida. Cuando la relación termina ya no tenemos ese apoyo, ya no tenemos esa persona a la que contarle todo, con la que compartíamos todo.

Algo nos falta y aprender a estar en esta nueva situación puede resultar complicado. Debes aceptar que tu expareja no va a volver, que ahora debes llenar tu vida tú sola hasta que aparezca otra persona igual de importante.

Cuando aceptes esa nueva situación y entiendas que esa persona ya no forma parte de tu vida estarás en el camino correcto para poder iniciar una nueva relación.

Eliminar el sentimiento de rabia.

https://www.enamorando.me/wp-content/uploads/2017/06/girl-1569411_1280-e1496974401507.jpg

Cuando una relación acaba mal es inevitable sentir rabia. Teníamos una vida organizada de una determinada manera, contábamos con esa persona para muchos momentos y de repente todo cambia. Aceptar el cambio es difícil.

Aparece la rabia, el enfado por que todo se ha terminado, porque, aunque lo has intentado no ha sido posible que hayan permanecido juntos. Si quieres encontrar una nueva pareja es muy importante que esa sensación de rabia y enfado desaparezca. Cuando ese sentimiento ha desaparecido se puede afirmar que has conseguido sacar de tu pensamiento a tu ex-pareja, que ya estas curada y cuentas con un nivel de bienestar emocional adecuado para volver a intentarlo.

Entender que no tiene por qué repetirse lo que ya has vivido.

Es inevitable pensar en el pasado, en la relación que se ha terminado y en los momentos que has vivido. Sentir miedo es normal, no queremos que se vuelva a repetir la misma historia que ha terminado en una situación muy dolorosa. Hay que aprender a aceptar que a veces las cosas salen bien y a veces no salen tan bien.

Pero esto no significa que si una vez no fue bien la historia vuelva a repetirse. Que no encontrases a la primera a tu príncipe azul no significa que no lo sea el segundo o el tercer pretendiente que tengas. Muchas veces para encontrar tu pareja perfecta debes pasar por una serie de rupturas que te enseñen ciertos aspectos que te ayuden a ser plenamente feliz.

Cuando entiendas que el hecho de que una vez haya salido mal una relación no significa que en la siguiente ocurra lo mismo, tendrás el valor y la determinación necesarios para dar lo mejor de ti misma en tu próxima relación.

Dejar el helado y las películas románticas. Es un clásico, cuando sufrimos una ruptura nuestros mejores amigos son un buen bote de helado y una selección de películas románticas con las que poder llorar a gusto. Pero esa sensación de pena constante debe ir desapareciendo poco a poco, por nuestro bien para ir recuperando el control de nuestra vida.

En el momento en que somos capaces de dejar de lado el helado y ya no nos apetece llorar sin parar delante del televisor es un claro indicativo de que estamos listas para volver a intentar una relación, para recibir el amor con los brazos abiertos.

Las relaciones son complicadas, pero también aportan muchos momentos inolvidables y mágicos, por lo que, si una relación no te ha salido bien, cura las heridas de tu corazón y cuando estés lista vuelve a intentarlo para conseguir encontrar a esa persona especial que te hace latir el corazón como nadie.

%d bloggers like this: