Reflexiones

Tal vez deba conseguir gatos y vivir sola y despeinada, es la única opción que se me hace posible…

Tal vez deba conseguir gatos y vivir sola y despeinada, es la única opción que se me hace posible…

Creo que lo que más aplica a mi situación, son las “Instrucciones para llorar” del admirado Cortázar.

Inventé mis propias instrucciones para llorar:

1-Buscar a alguien (en su defecto algo) que sea inalcanzable.
2-Hablar con ese alguien o de ese algo inalcanzable.
3-Notar su perfección.
4-Volver a confirmar que es inalcanzable.
5- Entrar al baño o en la cama y llorar desconsoladamente pensando en que nunca serás lo suficiente buena/o para lograr tus objetivos.

Nunca tuve novio, y sigo sin tenerlo. Sé que aún soy joven, pero es tan desesperante no sentir el amor, no tener lleno el corazón. Ya no quedan lágrimas dentro mío, y solo me resigno y disfrutar de los detalles adorables de una persona que estoy completamente segura de que será mi amigo.

A veces me acuesto en la cama a la noche (posición fetal) e imagino que es el pecho de alguien que me ama, y me abraza sin importar que no haya palabras. Luego vuelvo a la realidad que es tan diferente, lo que hace que mi cerebro alucine nuevamente.

Me mata de amor el simple hecho de ver que tengo un mensaje suyo en el celular, o verlo de lejos saludándome, o que me toque la nariz, o cuando cierra los ojos al pellizcar sus mejillas (blanditas), o verme tan pequeña a su lado…

Pero es cruel la vida, porque no me atrevo a amar, porque mi corazón murió hace tiempo. Ya no sé sentir, y estoy encerrada dentro de mí. Por qué hay gente que alimenta su existencia de hacer sufrir a los demás? Por qué les gusta quemar los sentimientos y engañar?

Alguien me mintió, me utilizó, se burló de mi inocencia e ingenuidad, se rió de mi credulidad y me dijo que me amaba, para matarme por dentro y para que me maté yo por fuera.

Tal vez deba conseguir gatos y vivir sola y despeinada, es la única opción que se me hace posible. Porque después de muchos intentos de enamorarme me rechazaron, y la vez que no lo hacen fue algo poco sincero.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *