Consejos Preguntas

Según la ciencia, ¿existe o no la amistad verdadera entre el hombre y la mujer?

Desde tiempos inmemoriales ha surgido la siguiente pregunta: ¿Es posible la amistad entre el hombre y la mujer? Probablemente las mujeres responderán que sí, que sí es posible; y quizá los hombres dirán que no; pero ¿qué opinas tú? ¿Se puede dar una amistad verdadera entre hombre y mujer sin que uno de los dos pretenda nada más?

Hoy, hoy la ciencia ha dado su veredicto: la amistad entre hombre y mujer, aparentemente NO existe.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin hizo una estudio, para poder aclarar las dudas con relación ese confuso tema.
Según la psicóloga Abril Bleske – Rechek, quien encabezó el grupo de trabajo y que ha estudiado de manera más profunda la relación entre los hombres y las mujeres, destacó que los mensajes que se dan personas del sexo opuesto son percibidos de una manera distinta por éstos. Principalmente en el caso de los hombres, cualquier señal de amistad emitida por parte de una mujer tiende a ser malinterpretada por ellos.

El estudio concluyó que la amistad entre el hombre y la mujer es practicamente imposible, ya que es común que una de las partes termine por sentir un grado de atracción sexual. Este resultado se obtuvo después de haber examinado a una cantidad de jóvenes de dicha universidad con sus respectivas amistades.

A los jóvenes que fueron objetos de estudio se les hizo varias preguntas, entre ellas sobre el grado de atracción que tenían hacia sus amigos. También se les preguntó acerca de cómo era la relación entre ellos, cuánto tiempo llevaban de conocerse, de qué manera se conocieron y cuál era el grado de experiencias emocionales que ambos compartíany la interacción cotidiana que estas parejas tenían con su amigo del sexo opuesto.

Señales que confunden

Lamentablemente muchas relaciones de amistad se ven obligadas a ser quebradas por una simple razón, el sentimiento se interpreta de otra forma por parte de uno de los dos. A veces, por citar un ejemplo, un hombre trata de que la mujer se sienta protegida de alguna u otra forma, ya sea prestandole su chaqueta para que no se enfrie o acompañandola par que este segura, ella interpreta con esa acción que su amigo la cuida mientras él está tratando de enviarle una señal, la chica está pensando que su amigo es lindo, tierno y que no tiene segundas intenciones. Y que es solo la relación de amistad que los une.

Los psicólogos encargados de la investigación han detectado una reacción llamativa que sucede entre éstos, cuando un hombre siente la atracción sexual hacia su amiga, no tarda en demostrárselo y cuando esta, a su vez, muestra una reacción de simpatía ante eso, el varón termina por interpretar que se le da pie a sus intenciones y que tiene camino libre para expresar lo que siente. Los hombres resultaron más atraídos por las mujeres y, además, tenían la percepción que ellas también sentían lo mismo, que la atracción era recíproca.

Lo interesante es que la respuesta de la parte contraria no fue la misma.

Son percepciones distintas por parte de hombres y mujeres, esto muchas veces termina disolviendo una relación amistosa. En cambio, cuando ambos se encuentran teniendo relaciones sentimentales estables por su lado y la amistad entre el hombre y mujer podría tener una chance de consolidarse.

El estudio indica que las mujeres subestiman el grado de atracción sexual que pueda existir y por su parte, ellos sobrevaloran la atracción física que sienten.
Por eso, si esperamos mantener las cuentas claras y que no hayan malentendidos o “falsas esperanzas” el mensaje debe ser claro desde el inicio para que el vínculo no necesariamente derive a lo sexual.

Misma conclusión, diferentes motivos

El escritor Michael Nast en una de sus obras definió a la mayoría de las personas actuales como incapacitadas emocionales.
Este autor tiene un punto de vista similar a lo que ha dado a conocer por el estudio. Él opina que la amistad entre varones y mujeres sí puede resultar, pero para que eso suceda debe estar suprimida la sexualidad, en otras palabras significa que uno de los dos, o los dos en todo caso, deben estar impedidos de contraer relaciones amorosas entre sí.

Nast coincide con la ciencia al decir que la amistad puede surgir, cuando las personas de sexo opuesto se encuentran relacionadas sentimentalmente con terceros. Esto, en caso de no variar con el tiempo, indica que existe una relación asentada

Las razones que el escritor alemán ha dejado plasmado en sus textos son netamente biológicas. Por su parte la ciencia ha llegado a esa conclusión tras haber estudiado a un grupo de personas.

Son dos puntos de vistas que finalmente coinciden de alguna forma y depende de cada uno de nosotros elegir que razones nos parecen mas valederas, o si creemos que si es posible una amistad sincera entre el hombre y la mujer. Eso sí, ambos coinciden en que deben existir factores externos que impidan sobrepasarnos para que la amistad funcione entre el hombre y la mujer.

Esto no necesariamente significa desconfiar de cada hombre, lo mismo puede suceder en una mujer que termine viéndose atraída hacia su amigo.

Recuerda Cada relación de amistad es única y diferente, no se trata de evitar tener relaciones amistosas con el sexo opuesto sino de conocer su particular naturaleza, para construir desde ahí una amistad con los puntos claros desde el inicio, Es muy lindo tener un amigo del sexo opuesto que nos haga sentirnos cómodos y con el que podamos establecer una sólida relación, cuando la confianza gana y ambos tienen claro el tipo de relación que tienen los amigos del sexo opuesto, pueden resultar la mejor compañía, una charla, un consejo desde la perspectiva del punto de vista del otro sexo muchas veces es algo que necesitamos.

Para evitar dolores de cabeza, hay que establecer los puntos claramente desde el inicio, porque como vimos el problema radica en cómo percibimos los mensajes del sexo opuesto.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +