Consejos

Cómo salvar el amor con una segunda oportunidad

Si bien, como todas las personas somos diferentes, también formamos diferentes tipos de relaciones de pareja, por eso ninguna historia es igual a otra. A veces podemos terminar una relación y somos capaces de no volver a hablar con la misma persona. Hay quienes pueden llegar a formar un tipo de amistad con el ex, aunque esto último no parece ser muy común.

Hay parejas que durante su relación, han decidido terminar, pero cuando pasa el tiempo, a veces tienen razones para querer darse una segunda oportunidad. A pesar de que en muchos casos, que seguramente todos podemos conocer, se cumple el dicho popular que dice que las segundas partes no son buenas, sin embargo siempre existen algunas excepciones a la norma. De esto vamos a hablar durante el artículo, sobre cómo hacer que la segunda parte valga la pena. Así que si es que te interesa, continúa leyendo.

Se debe destacar que las posibilidades de volver con una persona o de que la pareja quiera tener una segunda oportunidad, tiene que ver directamente con las razones que los hicieron terminar en primera instancia y también en segundo lugar, se encuentran las capacidades que puedan tener los integrantes para gestionar sus propios sentimientos y poder reflexionar acerca de los propios problemas que hicieron que la relación tuviese que terminar. Está claro que el tener una segunda parte exitosa, no es para todos.

Estamos llegando al tema central de este artículo, ¿Cómo hacemos para que la segunda oportunidad que nos estamos dando sea mejor que la primera y que no continuemos repitiendo la historia anterior? Ya que, si es que decidimos volver fue porque pensamos que la relación que teníamos tiene partes muy buenas que nos convencen de que todo vale la pena. Sin embargo, es verdad que terminamos por ciertas razones, que no pueden continuar así y que debemos arreglar de alguna manera.

Para lo que se mencionó, es importante que a la luz del tiempo que ha pasado, puedas pensar en las cosas que te gustaría mejorar individualmente y en pareja. Ya que, si es que vas a volver a la misma relación que decidiste terminar, lo más probable es que tu relación cumpla lo que dice el refrán. En cambio, si con tu pareja, se sientan juntos a construir lo que quieren de esta nueva relación y toman acuerdos sobre los compromisos que van a asumir para que esta relación sea distinta en comparación a la anterior, lo más probable es que efectivamente logren este cambio.

Tiempo de conocimiento


Como ya lo venimos mencionando, la idea es que puedan retomar su amor, pero con una mayor consciencia y madurez. Es ideal, que puedan conversar cómo cambiar la relación, ahora que ya saben lo que significa tener que terminarla.

Entonces, les aconsejamos tener conversaciones, citas y planes, que ponen en valor la importancia del diálogo y de las palabras que usan. Para que puedan resolver los conflictos de una nueva manera, aprovechen la nueva perspectiva que tienen acerca de sus problemas, la cual proviene de tomar un poco de distancia. Esta última generalmente facilita la comprensión del mismo y aumenta la empatía hacia el otro.

Cabe destacar que en algunos casos, es deseable que se cuente con la ayuda de un profesional externo, como un psicólogo especialista en pareja. Sobre todo si es que se aman, pero no tienen idea cómo podrían solucionar sus conflictos. Entonces es ideal que un experto realice la labor de una mediación.

Tener una actitud de humildad


La humildad es una cualidad que resulta ser muy útil para poder comprender la complejidad de factores y de errores que llevaron a que la relación se tuviese que terminar. Es decir, ambos han colaborado en esto. Sin embargo, se requiere humildad para poder aceptar que uno no fue perfecto y que ahora, que se tiene la oportunidad para intentar empezar de nuevo, esto tiene que ser con el objetivo de hacer las cosas de una mejor manera. Algunos ejemplos de lo anterior son poder comprometerse a: poner más atención en los detalles, la escucha activa, la observación, practicar la empatía, el respeto, entre otros.

Poner tus ideas en orden


Algunas veces, luego de que terminamos una relación y estamos en conversaciones con la otra persona, con la intención de ver si es que podemos volver o no con ella, puede ser que pasemos por momentos en los que tengamos un auténtico caos en nuestro interior, con respecto a nuestros pensamientos e ideas.

Es común el sentir de todo corazón que queremos volver con la otra persona, pensando en todo lo positivo de la relación, pero que también estemos conscientes de que hay partes de la misma que no pueden seguir igual. Entonces para que esta segunda oportunidad funcione, tienes que encontrar la manera de encontrar una mayor armonía en la relación. Esto sólo lo puedes lograr si es que sabes exactamente qué quieres y con qué sueñas. Es también necesario que pienses en donde está cada uno con respecto a la relación de pareja y en dónde quieren estar más adelante. Es recomendable que tengan citas dedicadas a hablar este tema en específico.

Crecer a nivel interno


Absolutamente todo lo que nos pasa puede ayudarnos a aprender y a crecer como seres humanos. No es diferente con las rupturas de pareja, si es que ponemos a nuestro servicio las capacidades o habilidades que tenemos para poder crecer.

Con base en lo anterior, intenta extraer reflexiones y conclusiones valiosas de estas vivencias, con la intención de que puedas aplicar todo este conocimiento a esta nueva etapa de la relación.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +