Consejos Enamorados Parejas

Qué puedes perdonarle a tu pareja y cuántas veces?

Algunos errores se pueden dejar pasar, o son perdonables (aunque sea una vez). Mientas que otros son imperdonables y deberías, bajo casi cualquier circunstancia, terminar la relación.

Cuando estás enamorada, a veces puede ser muy difícil el ser objetiva, en cuanto a los errores de tu pareja. Aunque todo el mundo puede cometer errores, y todos los errores pueden ser perdonables, eso no significa que tengas que estar grandes períodos de tu vida intentando arreglar una relación, que ya no tiene arreglo.

¿Qué está bien perdonar y cuántas veces se puede hacerlo?


Si tienes esta duda, tal vez no fue un error tan grave o quizás, no quieras aceptar que si puede ser un error imperdonable y que de verdad no deberías seguir con esta relación. En cualquier caso, sigue estos consejos y sabrás cómo reaccionar a los errores de manera lógica, pero sensible.

¿Qué tan seria es la relación en la que están?


Lo primero, que debes tener en cuenta es el momento en el que estás en tu relación. Muchas veces, algunos errores cometidos al principio de la relación, pueden llegar a ser más fáciles de perdonar, que cuando se está en una relación estable. En donde el error cometido, es probablemente a consciencia de que al otro le puede molestar. Sin embargo, cuando ocurren en un principio, pueden ser debido a que probablemente, no se han conversado los límites claramente.

Lo segundo, que debes hacer es consultar la gravedad de los hechos con otra persona, en la cual sepas que puedes confiar y que va a poder sentirse identificada con tu situación, además de tener un criterio en el que tú confíes.

La primera ofensa, puede no haber sido intencional o incluso, pudo hacer sido un malentendido, aunque igualmente, esto no es excusa. Un caso frecuente es no hablar de ser exclusivos en los principios de la relación. Y tal vez pueda pasar que uno de los dos asume que debiesen ser exclusivos y el otro, no.

Repetir el mismo error, “si me engañas una vez la culpa es tuya, si me engañas dos veces la culpa es mía” dicen por ahí. La realidad es que si tú pareja sabe que algo te molesta o que te puede herir con su comportamiento y no piensa en eso, significa que lo va a volver a hacer. Porque quizás, no le importas lo suficiente para cambiar o tiene algún problema de fondo que le impide no comportarse de esa manera. Ninguno de los dos escenarios te conviene. Ya que en ambos, la situación que no te gusta, se repetirá.

Es importante considerar, si es que cometió el error de manera deliberada o si simplemente pasó. Un error suele ser un lapso momentáneo de falta de juicio. Sin embargo, es un error más grave cuando es planificado, ya que significa que él estaba mucho más consciente de su error y que lo quiso hacer de todas formas.

Si tienes dudas con respecto a cuándo perdonar, revisa la siguiente lista para darte una idea de si deberías o no perdonar sus acciones.

Lo perdonable


Primero, hay cosas que aunque sean irritantes, no justifican terminar con la relación. Siempre compara cuánto vale el terminar la relación con respecto al error.

Lo importante es no quedarse callada, hacerle saber a la pareja lo que te molesta (con amor) e intentar solucionar las cosas. Ten en cuenta que una mejor solución es una que los comprometa a los dos.

Algunos de los malos hábitos pueden ser: ser un adicto al trabajo, fumar, beber demasiado, no cuidar el peso (no sólo la obesidad, si no la extrema delgadez también), o el coqueteo inocente, el cual al igual que los celos, pueden ser fastidiosos.

Para todo lo anterior, lo mejor es solucionarlo con una buena conversación y un compromiso de disminuir un poco las conductas, dentro de lo posible.

Lo perdonable (solo una vez)

Todos podemos cometer errores y en la mayoría de los casos, éstos podrán ser perdonables, pero como dice el título, solamente una vez. Sino, significa que la persona puede tener problemas con el aprendizaje, y no te conviene que aprenda contigo.

Después de la primera vez que perdonas, la segunda ya no debieses perdonar. Y debes dejar eso claro, luego de la primera vez. Haz valer tu palabra y que no piense que puede volver contigo a hacer lo mismo.

Con respecto a la infidelidad, en primer lugar sólo puede ser perdonable, con dos condiciones:
a) Si es que se pasó de tragos en una sola noche, en donde según él no supo lo que hacía.


b) Si además, tú crees que puedes confiar en él, como para tener una relación sana. En donde él pueda volver a salir solo con sus amigos y tú no sientas que te va a ser infiel de nuevo.

En cambio, si fue premeditado, entonces es más complejo y tendrás que analizar la situación. Si fue por algo que no estaba bien en la relación, por algo que el no te pudo decir para que lo arreglaran o que quizás si te dijo, pero no lo han resuelto. En este caso, te tendrás que hacer cargo del problema que hubo en la relación que pudo ocasionar que él fuera infiel. Sin embargo, nunca aceptes que te echen la culpa a ti.

En cualquier caso, sólo pueden ser perdonables la primera vez. Con base en si crees que la relación se puede reparar y que consideres el esfuerzo y promesas respaldadas por acciones por parte de tu pareja.

Si te está sucediendo en este momento, mira aquí cómo puedes lidiar con una infidelidad.


Infidelidad emocional: este es el famoso caso de la tan molestosa “amiguita”. Las únicas dos maneras de solucionar esto, es haciendo que te incluya en su amistad, que te invite cuando salga con ella y que te cuente las mismas cosas que le cuenta a ella. En caso de reconocer que ella sea más que una amiga, entonces debe alejarse por completo. Ten sospechas si es una amiga con la cual no puede dejar de hablar tanto.

Adicción al porno: aunque al principio parezca normal, pronto podrás ir dándote cuenta que realmente puede empezar a afectar tu relación sexual. Tienes dos opciones: Puedes ayudarlo a superar esto o prepárate para encarnar una historia similar a Las 50 sombras de Grey. Puede ser que no vuelva a la casa en la noche, o para parejas que no vivan juntos, puede que se desaparezca por la noche y que no puedas contactarlo. Ten cuidado con ese cuento de “me quede dormido” y mi celular se quedó sin carga.

No tenerte en cuenta: el narcisista y el egoísta son de las peores personas con quienes puedes intentar tener una relación seria. A cualquiera le puede pasar, que en alguna ocasión, no te tiene en cuenta, pero si lo hace repetidamente, es porque realmente no le interesan tus sentimientos.

Los celos incontrolables: primero que todo, debes revisar tú comportamiento, pues puede que el problema realmente lo tengas tú y no él. A veces los celos pueden ser halagadores, pero hay un tremendo paso desde que te expresan que están sintiendo celos, en una situación entendible a que te estén revisando el celular y cuestionando cada movimiento.

Lo imperdonable


La violencia física: con que sólo que te levante la mano, ya debería ser suficiente para dejarlo. No esperes a que realmente te pegue, ya que si se le pasa por la cabeza, algún día podría hacerlo.

Traicionar tu confianza: aunque lo tuyo es mío y lo mío es tuyo, aplica en la mayoría de las relaciones, sobre todo cuando viven juntos, siempre hay ciertos límites que no se debiesen traspasar. Usar tus cosas importantes (o dinero) sin permiso, es la única alerta roja que deberías tener para terminar.

Adicción a las drogas o al alcohol: si es un adicto dispuesto a rehabilitarse, puedes perdonarlo, pero si está en negación entonces es no hay nada que puedas hacer y lo mejor es que termines cuanto antes. Ten en cuenta, que la relación sólo se pondrá más difícil con el tiempo, mientras antes termines, mejor.

La adicción al sexo también puede comprometer la relación, pues es más probable que terminen engañándote, o que te sientas presionada a tener sexo para que no lo hagan. Ambas situaciones no debiesen ser así.

Además, si es que tiene una adicción severa, al sexo, al alcohol o a cualquier otra cosa, terminará no tomándote en cuenta, ya que la adicción siempre será su prioridad. También destinará la mayor cantidad de su tiempo libre a ésta adicción y no a su relación contigo.

Las mentiras: aunque de vez en cuando, todos decimos mentiras blancas, es raro cuando descubres que tu pareja te miente constantemente (aunque sean mentiras innecesarias y absurdas) debes admitir que es un comportamiento sospechoso.

Abuso emocional: lo mejor de estar con alguien es sentirse seguro y sentir una sensación de hogar, si estás con alguien que te amenaza o que te menosprecia, entonces no se merece ni una oportunidad.

Claramente, este esquema es muy superficial en cuanto a la cantidad de maneras que existen para lastimar a alguien. De igual manera, esperamos que te sirva para tomar decisiones sobre si quieres o no perdonar a tu pareja. Por último, si es que estás dudando, es porque en parte, crees que no merece tu perdón. Además, siempre ten en consideración ¿cómo se podría arreglar la relación?. Sino, vas a estar por un tiempo tratando de arreglar lo que no se puede arreglar.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +