Consejos Test

Crees ser una persona autodestructiva? Entérate con este test

800 mil personas se suicidan cada año. La ingestión de plaguicidas, el ahorcamiento y las armas de fuego son algunos de los métodos más comunes de suicidio en todo el mundo. El suicidio es la segunda causa principal de defunción en las personas de 15 a 29 años. El 78 % de todos los suicidios se produce en países de ingresos bajos y medianos.

Esos datos, proporcionados por la Organización Mundial de la Salud, nos dejan conclusiones claras; millones de personas buscan darse la muerte a sí mismos. Autodestruirse por completo.

Aunque no todo el comportamiento autodestructivo puede llegar hasta el suicidio, las conductas que adoptan las personas que sufren este padecimiento son similares. Finalmente, dosifican su muerte. Si no sabes si puedes ser una persona con conductas autodestructivas, puedes contestar el siguiente test para descubrirlo. Al pensar tus respuestas, toma en cuenta el último año de tu vida:

1.¿Sientes depresión o tristeza cuando las cosas van bien?

Por ejemplo: acaban de aceptarte en algún trabajo, pasaste el examen que nunca creíste pasar o la persona que siempre te ha gustado, comienza a hablarte. Sabes que tendrías que sentirte bien pero en el fondo, sientes una especie de culpa.

2. ¿Tiendes a involucrarte en situaciones o con personas que sabes que es probable que te produzcan alguna decepción?

Por ejemplo: inicias una relación con alguien que todo el mundo dice que no debes confiar o te involucras en amistades intensas con personas emocionalmente inestables.

3. ¿Rechazas opciones placenteras que hay a tu alrededor?

Por ejemplo: alguien te invita al cine, al teatro o a dar un paseo y tú prefieres no hacerlo aunque no tengas algo mejor que hacer, tienes la oportunidad de comer algo exquisito pero prefieres pedir algo sencillo.


4. ¿Postergas la conclusión de alguna meta importante aunque, de hecho, puedas terminarla?

Por ejemplo: aún no terminas tu carrera aunque tengas todos los medios económicos para hacerlo; no has mandado un correo sumamente importante aunque has tenido todo el tiempo del mundo.


5. ¿Cuándo alguien quiere ayudarte, lo rechazas inmediatamente?

Por ejemplo: estás triste y alguien pretende hablar contigo para saber qué es lo que te pasa, tú inmediatamente dices que todo está bien y optas por alejarte.


6. ¿Has descuidado tu bienestar físico?

Por ejemplo: has comenzado a comer más de la cuenta o has dejado de comer. No te interesa saber qué es lo que te llevas a la boca, los alimentos son más un requisito que un placer. Cuando sientes ansiedad, comes para apagarla.


7. ¿Has notado que tu consumo de drogas y alcohol ha aumentado?

Por ejemplo: aunque generalmente bebes, te has percatado de que nunca lo habías hecho tanto. Sientes una enorme sensación de alivio una vez que llevas un trago a la boca porque sabes que olvidarás todo por un rato.

8. ¿Te has hecho alguna autolesión?

Por ejemplo: te has hecho alguna quemadura o corte.

9. ¿Saboteas las relaciones importantes de tu vida?

Por ejemplo: con tu familia, amigos o pareja, creas problemas, buscas discusiones y momentos tensos. Después te sientes culpable pero vuelves a repetir el ciclo días u horas más tarde.


10. ¿Te auto sacrificas de manera innecesaria?

Por ejemplo: dejas de lado algunos privilegios de los que podrías gozar para que otro lo haga, sin embargo, en el fondo no lo haces tanto para ayudar al otro, sino porque crees que el otro lo merece más que tú.


Si respondiste de manera positiva a más de tres preguntas, es posible que tengas un problema de conducta autodestructiva. Exhortate a que “te valores a ti mismo” o que “te ames mucho” resulta ser una medida completamente inútil. Lo que debes hacer es ser honesto contigo mismo y admitir que es posible que necesites ayuda. Sí, aunque creas que no la merezcas.

Probablemente piensas que se trata de un mal momento y que es una racha, pero recuerda que las consecuencias pueden llevar a la aniquilación completa. Recuerda que un autodiagnóstico es insuficiente al tratarse de padecimientos mentales y emocionales y que debes consultarlo con un especialista antes de llegar a conclusiones.

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +