Preguntas

¿Por qué no me propone matrimonio?

Van 4 años de noviazgo, tu familia y la de él se conocen muy bien, ambos ganan lo suficiente, y en general, son la pareja perfecta. Sin embargo, no hay asomo alguno de un anillo de compromiso. La situación es cada vez más incómoda para ti, pues tu hermana menor, que apenas hace 6 meses era soltera, se casó este fin de semana (razón por la cual ahora eres ocasionalmente el objeto de burla en reuniones familiares, y ni hablar del anillo que heredó de tu abuela). No quieres apresurarte pero el tiempo pasa y, como casi todas las mujeres, sueñas con usar ese vestido blanco frente al altar…

Cada mujer sabe lo preocupante que es ‘invertir’ tiempo en un hombre que a la larga no va a comprometerse… luego él pasa a su próxima novia, y de pronto te llega una participación de su boda. ¿Qué pasó?

Puede que estés segura de que va a proponer matrimonio porque eres perfecta para él: comparten un apartamento, sabes que esa cicatriz no fue resultado de una pelea sino de una apendicitis, aprendiste que no come arroz con pollo con alverjas (porque sabe que tú las sacas del plato) y eres la única capaz de hacer que sus papás dejen de pelear (cuando almuerzan los domingos en casa de tus suegros). En fin, para ti ya es como si estuvieran casados, sólo faltan el vestido y los invitados. Y él nada. Entonces, ¿Por qué es incapaz de comprometerse?

De acuerdo al psicólogo Alon Gratch, PhD, autor de ‘If Men Could Talk’, la compatibilidad que existe entre ambos no es suficiente para él. ‘En mis 25 años de experiencia trabajando con hombres en terapia de parejas, el 49% es la mujer indicada y el 51% es porque se siente preparado’, afirma Gratch. Es decir, puedes ser la mujer perfecta pero si no se ha hecho a la idea de casarse eso no importará. Incluso si fuera casarse con Angelina. Aquí presentamos los factores que influyen en la decisión de los hombres:

Factores de compromiso

1. Amor.

No importa cuánto te diga que te ama en esa primera fase del noviazgo en la que todo es color de rosa y cuan perfecta es la relación (viajan juntos para el Día de San Valentín y son la envidia de todos los solteros), lo anterior no significa que él esté listo para comprometerse. Indudablemente debe haber amor, y este se construye con el tiempo; el enamoramiento inicial se desvanece y a medida que pasa el tiempo salen a flote los defectos. No importa, si te quiere los defectos pasarán a segundo plano (hasta puede terminar adorando cuando te sale leche por la nariz si te ríes en el desayuno, o le parecerá tierno cuando babeas la almohada). Puedes darte cuenta de que te ama cuando él pone tus prioridades sobre las suyas. Las relaciones implican dar y recibir, pero el amor es más sobre dar.

2. Es capaz de aceptar tus imperfecciones.

Es obvio que no somos perfectos y por ende, no existe la ‘relación perfecta’. Por eso se necesitan madurez y tener experiencia en otras relaciones. Un hombre puede quedarse soltero el resto de su vida esperando la mujer perfecta. Si el hombre no está listo para empezar una relación, consciente o inconscientemente se enfocará en las imperfecciones, cualquiera que sean… ‘parece una reina de belleza pero tiene un lunar del tamaño de una uva pasa en el dedo meñique, no lo soporto’. Así, creará una distancia de ellas y terminará por romper contigo.


3. Él verdaderamente cree en el compromiso.

Aunque él te diga que está comprometido contigo, sólo es posible saberlo si logra ‘aguantar’ esos aspectos negativos y periodos difíciles de la relación. Un hombre que quiere casarse estará dispuesto a asistir a terapia de pareja y a trabajar contigo para quedarse. Puedes saber que tan fiel es al compromiso cuando prometió sacar al perro a hacer pipí todas las mañanas y no flaqueó un sólo día (ni siquiera el domingo pasado cuando granizó en medio de truenos y relámpagos…).

4. Está seguro que puede ser el ‘hombre de la casa’.

Aunque la percepción del hombre y de la mujer en el matrimonio no es la misma hoy en día que en la época de las abuelas, en el fondo los hombres se preocupan por tomar ese rol. Gratch menciona que según una encuesta conducida por el National Marriage Project, un 47% de los hombres no se quieren casar hasta que no tengan casa propia y un 40% si no pueden pagar una buena boda. Por eso, puede que no te haya pedido matrimonio, no porque no te quiera, sino porque quiere poder ‘mantenerte’ como una reina.
5. Está cansado de jugar.

Aunque no hay una edad específica para en la que los hombres quieren casarse, después de muchas relaciones superficiales sin sentido, sienten la necesidad de conectarse con alguien y ser amados. A esto se suma que todos sus amigos se estén casando y por ende, no tienen con quien salir de fiesta como antes a conseguir ‘levante’. En algún punto se cansan y ya no quieren levantarse junto a la que toca pagarle el taxi para que se vaya rápido en la mañana, sino que quieren despertarse junto con la que quieren hacer pancakes.

En los últimos casos puedes considerar si esperas o no… y darle un ultimátum…


6. Tiene una excusa legítima.

Está enfocado (temporalmente) en otra cosa, como terminar el doctorado, comprar el carro de sus sueños, viajar por el mundo. En este caso eres tú quien decides si lo esperas o no.

7. Necesita repensar sus prioridades.

Para él es terrible que no lo acompañes el domingo al estadio, cuando claramente sabe que odias el fútbol. Si esto es más importante para él que tú, claramente no te debe importar. Sal por la puerta y no vuelvas más.

8. Es crónicamente indeciso. No es que no se quiera comprometer contigo, es que no se puede comprometer con nada. De pronto necesita un empujón verbal… ¡o es ahora o no más!

Lo + Visto