Frases Libros Poemas

Poemas para mi Madre que murió y esta en el cielo

Poemas en memoria de mi Mamá en el Día de las Madres, que toda su vida vivió y lucho para mí y que ahora muerta descansa al lado de Dios, pero sigue en mi recuerdo. Para todos los que su madre hoy está ausente.
Mi madre murió y hoy no está presente en mi vida, pero a ella le debo de todos mis logros.
Fue ella la que me apoyo en los momentos difíciles, la que me alentó cuando nadie lo hizo y la que por mi entrego todo.
Mi madre merece el crédito por toda mi felicidad y la de mis hijos.
A ella van dedicados los versos en esta página y a otras madres como ella, que ahora descansan en paz en el cielo, después de haber luchado toda la vida por los suyos.
A todas ellas va nuestro recuerdo y homenaje, en este Día de las Madres o en cualquier otro día.

-Cuando tienes a alguien que amas en el cielo, tienes un pedacito de cielo en tu casa… siempre. Felicidades Madre.

-En este lindo día de felicitaciones, flores, postales y homenajes, solo faltas tú Mamá.
El destino quiso que te fueras y no estuvieras a nuestro lado, pero nada ni nadie podrá arrancarte de nuestros corazones, en los que estará para siempre tu recuerdo y memoria.
Felicidades para ti Mamá, allá en el cielo, en la gloria o donde sea que estés.

-A veces llevo flores a tu tumba, a veces hablo con otros de ti, pero SIEMPRE Madre mía, te tengo en mi corazón.

-Madre, sé que en el cielo estas bien, que ya no sufres, pero aquí me haces mucha falta. Gracias por todo y descansa en paz que aquí se te recuerda mucho.

-Madre si llorando te devolviera la vida, lloraría todo el día o todo el año por ti, pero como sé que no es así te honraré con mi sonrisa y mi recuerdo.

-Mi viejita linda como te extraño. Cada día que pasa tu ausencia hace eco en mi interior, pero me alivia el pensar que descansas en paz y que eres feliz al lado de Dios.

-Cuando estaba triste mi madre me decía: “cierra los ojos y piensa solo en las cosas hermosas”. Hoy los cierro… y sólo pienso en ti MAMÁ.

-Es en las noches cuando más te pienso, cuando más te extraño, cuando más NO entiendo que mi vida no es la misma desde que ya no estás. ¡Felicidades en el Día de la Madre!

-Para ti mi madre querida que hoy descansas en paz, luego de tantos años de sufrimientos y sinsabores por mi causa, llegue mi más sentido homenaje.
Cada día rezo al cielo para que Dios te tenga a su lado y desde allí puedas ver cuánto te admiro, te quiero, te agradezco y te recuerdo por lo que fuiste para mí.
Para ti mi Madre querida que ahora solo eres polvo y tierra llegue esta bella flor, símbolo de mi amor eterno por ti.

– Gracias Mamá por educarme con tus valores.
Por enseñarme a usar los “buenos días”, las “buenas tardes”, el “hasta luego” y las “gracias”.
Por inculcarme el respeto a los mayores y a tratar a la gente con amabilidad.
Por acostumbrarme a pedir permiso, a saludar con una sonrisa y amar a las personas por lo que son y no por lo que tienen.
Por enseñarme a ser feliz con lo que tengo y con lo que puedo obtener.
Gracias por sacar lo mejor que había en mí.

– Mamá aunque ya no estas a mi lado como estuviste todos los años de mi vida, siento tu presencia y tu recuerdo me acompaña siempre, especialmente este Día de las Madres.
Descansa en paz que bien te lo mereces, después de toda una vida luchando incansablemente por mí.
Que Dios te tenga a su lado en la gloria, que por mi parte nunca te olvidaré…

-Tengo un ángel en el cielo que vela por mí, pero que extraño demasiado… hoy más que nunca en el Día de la Madre.

-Para ti Madre querida, mi madre del corazón, aunque hoy estas muerta, vivirás por siempre en mi corazón.

-Para ti Madre querida, mi reina y mi adoración, Dios te llevo consigo, pero en mi mente y memoria guardo tu inmenso amor.

-Yo tengo allá arriba entre las estrellas, a alguien que me quiso con todas sus fuerzas, a alguien que nunca olvidaré, mi Madre.

-Madre en este día te recuerdo mucho y te echo de menos.
Estoy seguro que estas descansando en un lugar lejano, tranquilo y distante y desde allí puedes verme a mí y a los míos.
Estoy seguro que desde allí aun rezas por nuestra felicidad, como lo hacías cuando estabas aquí a nuestro lado
Gracias Madre por todo lo que hiciste por nosotros, te quiero y te guardo en mi memoria para siempre.

-En este Día de las Madres como siempre recuerdo al gran amor de mi vida.
A esa que me llevo durante nueve meses consigo, a su lado durante varios años y en su mente toda su vida.
A esa que solo vivía para mí, aunque a veces yo no lo apreciaba como debía.
A esa que murió y hoy no está conmigo, pero que guardo su memoria en lo más dentro de mí.
En este día te recuerdo Mamá y le pido a Dios que te tenga a su lado en la gloria, como lo mereces.

-Me gusta mirar al cielo, pensar en ti bajar la mirada y sonreír, cerrar los ojos e imaginar que estás aquí… Felicidades Mamá.

-Para ti Madre que luchaste toda la vida sin descanso por tus hijos, te deseo que descanses en paz allá en el cielo y que Dios tenga un huequito a su lado donde puedas tener paz eterna.
Si puedes vernos desde allá estarás satisfecha al ver nuestra felicidad, que sin ti no hubiera sido posible.

-Felicidades Mama, sé que me sonríes desde el cielo un día como hoy, en que te recuerdo con más ansias.

-Gracias madre mía en este día tan lindo para algunos y tan triste para mí, porque te perdí y no te volveré a ver nunca más.
Gracias madre mía, recordarte y agradecerte es lo único que me queda y pedirle y rezarle a Dios por ti.
Gracias madre mía, tienes mi amor eterno y en mis memorias siempre vivirás.

-Después de haber vivido, haberme enamorado, querido y amado, he comprendido que nunca tuve un amor como el de mi madre.
Un amor desinteresado, a prueba de desastres, incomprensión y olvido.
Un amor tan grande que no se puede expresar con palabras.
Un amor modesto que solo se exteriorizaba con miradas furtivas.
Ahora que ella no está y que yo he crecido, es que he comprendido la grandeza de su amor.
Gracias Mamá por haberme dado tanto y por recibir tan poco de mí.

-En días como hoy es cuando más te extraño y cuando más me hacen falta tus consejos y tu apoyo, viejita linda. Felicidades Madre.

-Gracias a Dios hay una sola madre porque no aguantaría el dolor de perderla dos veces…
Gracias Mamita linda por haberme dado la vida, por haberme querido tanto, por sacrificarte por mí y por hacerme quien soy.
Gracias por las noches de desvelo, por las privaciones que por mi culpa pasaste, por las diversiones que por mi renunciaste y por haber vivido solo pendiente de mí.
Por desgracia el Señor te llevó a su lado muy pronto y no esperó a que vieras la felicidad que tengo ahora con mis hijos, que ha sido posible solo gracias a ti y a tu esfuerzo.
Gracias Mamita linda, que descanses en paz por toda la eternidad, que yo te recordare y rezare por ti mientras viva.

-Una Rosa blanca para el amor de mi vida que ahora está en el cielo y no la olvidaré jamás. Mi Madre.

-Ojala extrañarte, te trajera de vuelta. Felicidades Madre, estés donde estés.

-Quisiera viajar al pasado y no para evitar algunos errores, solo para abrazar a alguien que hoy ya no está, mi Madre.

-Tengo a alguien que me cuida desde el cielo y protege todos mis pasos. Hoy lo que más quisiera es aunque sea por un momento, volverte a ver mi Mamá.

-Llevo en mi corazón una pena muy profunda, yo me encontraba muy lejos cuando mi madre murió.
No pude darle el último adiós en su penosa enfermedad, ni asistir a su enterramiento, ni ponerle en su tumba una flor.
Hoy cargo con esta pena y dolor y llevaré toda mi vida, el pesar de recordar y extrañar a mi madre querida.

-Madre aunque te fuiste de este mundo, un pedazo de ti sigue dentro de mí. Siguen tus recuerdos, enseñanzas, tu ejemplo y tu inmenso amor.
Esa es la herencia que me dejaste, que hoy transmito a mis hijos, tratando de quererlos así como tú me quisiste a mí.

-Gracias Mamá por tu inmenso amor, al que solo puedo corresponder amando de esa misma forma a mis hijos, como tú me amaste a mí.

Lo + Visto