Para algunos padres es una prueba para medir el nivel de confianza que existe con sus hijos, además de ser una oportunidad para conocer a la pareja.

Si tienes hijos adolescentes es posible que ya hayas escuchado esta pregunta. Cuando una hija se siente cómoda con su pareja, o ya tiene más de medio años con él, (lo cual puede ser una buena señal para saber que tan sólida es la relación), los niveles de confianza aumentan y con lo mismo el interés de insertarlos dentro de la familia.

Algunos le temen a la pregunta “¿mi novio se puede quedar a dormir?”, y es que si, puede resultar algo extraño, sobre todo el cambio, de organizar las pijamadas con sus amigas a ordenar una habitación para que su novio pase la noche. Lo se, no es fácil de asimilar.

Aunque muchos consideran que este gran paso simplemente esta vinculado a un “llamado sexual”, no es lo que ocurre en la mayoría de casos. Que el novio se quede a dormir una vez a las quinientas es una buena oportunidad para conocerlo y saber sus intereses, que hace. En si, un análisis profundo de quien es la persona con la que tu hija comparte sus días.

Para evitar cualquier tipo de incomodidad en los padres, hay algunos tips que puedes poner en práctica para saber que todo esta bajo control. Puedes aceptar el pedido de tu hija, siempre y cuando él descanse en la habitación de invitados o el “clásico y cómodo” sofá de la sala.

Pueden aprovechar el tiempo juntos para comer algo o sacar algún juego de mesa para ir conociéndose un poco más. Debes asegurarte que haya pedido permiso a sus padres, ya sabes, nadie quiere sorpresas en plena madrugada porque el joven se escapó de casa y nadie sabia de su paradero.

Recuerda que él buscará la forma de integrarse a la familia, y si algunas veces se le hace tarde es porque quizás acompañó a casa a tu hija en lugar de dejarla en el paradero. Aprovecha cada momento para conocer a las personas que se relacionan con tus hijos, ya sea su pareja o círculo de amigos.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *