Consejos Frases de Motivación

Madre y padre a la vez. Un reto difícil pero no imposible!

No eres la única madre que pasa por esto, cada día hay más mujeres que deciden tener y criar un hijo sin depender de una pareja o que por algún motivo deben enfrentar su embarazo solas. Es toda una aventura, pero tener éxito es posible. El primer paso para salvar esta situación es aceptarla.
SI nos enfrentamos a la vida solas para educar y criar con amor a un hijo es importante que identifiques estas etapas

Cuidado con la sobreprotección y dependencia


Cuando la relación entre mamá e hijo es demasiado exclusiva, puede tornarse riesgosa, ya que es más complicado poner límites a los deseos (o caprichos) del niño. Si se le da en el gusto en todo, se le fuerza a enfrentarse con grandes desilusiones más adelante en el mundo real.
Además, si están juntos todo el tiempo, el pequeño puede sentirse asfixiado o encerrado.
Otra posible consecuencia es que se convierta en un pequeño rey –“síndrome del emperador”–, exigiendo que todo se haga a su voluntad y agotándote finalmente. Por último, se podría confundir su rol, al escuchar constantemente que él es el “hombre de tu vida”. La fusión del niño con su mamá podría afectar el desarrollo normal de su identidad.

Atarse al pasado.

Por mucho que te aferres al pasado, ya pasó, el tiempo no vuelve, no mires atrás solo te llevara a ser una mujer amargada y a deprimirte porque las cosas no resultaron como querías, la solución no es estancarte en lo que no fue, porque ya nada se puede hacer nada al respecto. Concéntrate en vivir en el presente para que lo cambies y lo afrontes con la mayor madurez que te sea posible, tú hijo te lo agradecerá.

No ocultes la verdad a tus hijos


Cuando se convierta en un jovencito, tu hijo tendrá mucho interés por saber quién y cómo es su padre y por develar a sus inquietudes naturales como proceso de construcción de su identidad e historia personal.
Debes estar preparada para contestar a sus dudas y cuestionamientos, por ejemplo, si te pregunta por qué se fue su papá o por qué no quisiste vivir con él.
Si sientes que no estás preparada para abordar ese tema, pide ayuda a algún experto. Recuerda ser clara, honesta y contarle lo que necesita saber, siempre según su edad y capacidades. La mentira no es nunca el camino, por más tentador que suene alguna mentira piadosa que nos salve del apuro.

Angustia.

Es normal que la sientas, te enfrentas con un mudo nuevo muchas veces incierto, pero con el tiempo desaparecerá en tanto tú pongas todo de tu parte para superarla y lograr cambiar lo que tengas que cambiar frente a la nueva etapa que afrontas, la adaptación es clave.
Adopta una actitud positiva antes los desafíos de la maternidad. Tendrás altibajos, con certeza, pero eso les pasa a todas las personas de todas las edades y de todos los círculos sociales. concéntrate en ti y en tu hijo, dale amor y deja que todo lo demás fluya.

No te aísles ni impidas que entre un hombre a tu vida


Es normal que luego de un tiempo llegue una persona nueva a la familia. Este triángulo es muy positivo para el niño, para que tenga algo de libertad y una perspectiva diferente.
Por otro lado, mientras no llega esa persona, puedes ofrecerle a tu hijo la posibilidad de tener un referente paternal en su vida, ya sea un tío, un amigo, un compañero o un abuelo. De este modo, un hombre puede satisfacer sus necesidades de un padre y convertirse en una figura masculina, un “papá postizo”. En ese sentido debes mantener una coherencia y responsabilidad, presentarle a tu hijo un desfile de hombres solo lo confundirá sobre todo si haces que se encariñe y luego lo sacas completamente de su vida.
Contrario a aislarse, la mamá puede recurrir a otras personas para llevar a cabo ciertos planes. Si te sientes desorientada, siempre es bueno acudir a alguien por ayuda, o hablar con un profesional médico, un terapeuta.

¡No te cierres!

Dile a tus hijos cuánto los quieres

Las expresiones de amor y cariño nunca están demás. Diles a tus hijos cuánto los amas y lo importantes que son en tu vida. Pasa tiempo con ellos, juega y diviértete. Y lo más importante: ¡disfrútalos!

Nunca te olvides que no eres la única que atraviesa esta situación, En estos tiempos la formación de las familias ha ido variando, habiendo actualmente más madres solteras que afrontan este reto de criar hijos sola, el éxito es absolutamente posible.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +