Confesiones

“Lloraba en la ducha para que mis hijos no me vean”: la confesión de Angelina Jolie sobre su divorcio de Brad Pitt

Aunque no dio detalles sobre una fecha exacta, la actriz de 42 años Angelina Jolie ya presagiaba la ruptura de su relación matrimonial con el actor Brad Pitt, de 53 años. “Las cosas se volvieron difíciles”, fue lo que Jolie ha confesado en una entrevista que la revista Vanity Fair ha publicado en su último número.

La actriz estadounidense fue quien había pedido el divorcio, este suceso ocurrió específicamente en Setiembre del año pasado.Primeramente alegó que su separación se daba principalmente por el bienestar de su familia, pero días después ellos nuevamente protagonizaron una “guerra” por quedarse con la custodia de los seis hijos, todo en medio de fuertes acusaciones que incluían violencia física y también verbales en contra del actor. Por otro lado, a Pitt se lo relacionaba mucho con la adicción a la marihuana, con problemas de consumo excesivo de bebidas alcohólicas y también dificultad para controlar la ira.

Según un portal de noticias estos hábitos adquiridos por su ex marido era lo que tenía “harta” a Jolie. La pareja se divorció luego de haber estado juntos durante 12 años y ser marido y mujer por 2 años. Ambos son padres de seis hijos, tres de ellos de manera biológica.

Por otro lado, ella negó que la separación haya sido porque Brad Pitt quería que adoptaran un estilo de vida más relajado, debido a la cantidad importante de viajes que hacían. Sobre ese punto Angelina aclaró: “Ese no es el problema”, luego terminó añadiendo, “Esa fue y sigue siendo una de las grandes oportunidades que podemos ofrecer a nuestros hijos”.

A esta altura se puede decir que la crisis pasó y que ahora se encuentran unidos por el bienestar de los niños. Jolie reveló en una publicación lo siguiente:
“Nos cuidamos unos a otros y nos preocupamos por nuestra familia. Ambos trabajamos mirando el mismo objetivo”.

La idea de Angelina era empezar todo de nuevo con sus hijos llamados Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox. Para dar ese primer paso invirtió una importante suma en la adquisición de una mansión, en la ciudad de los Ángeles,. La misma costó USD 25 millones. Para la ganadora del Oscar era necesario aspirar nuevos aires y por eso tomó la decisión de mudarse con su familia.

“Ha sido una etapa muy dura y la verdad necesitábamos un cambio de aire. Ésto para nosotros es un gran paso”.

Luego de la desagradable experiencia del divorcio, aunque poco habla de esa parte de su vida, la actriz se enfocó más en su familia, en pasar más tiempo con sus hijos siendo una perfecta “ama de casa”.

“Durante nueve meses he tratado de hacer bien el papel de ama de casa”, fue lo que ella explicó a la revista mencionada en el principio. Luego añadió: “Sólo quiero hacer el desayuno y cuidar de mi casa. Es mi pasión. A petición de mis hijos, tomo clases de cocina”. Incluso reveló que no termina de pensar en su familia hasta ir a la cama: “Cuando voy a la cama me pregunto, ¿he hecho un buen trabajo como madre?”.

Hoy ella le pone mayor dedicación a su familia, para que ellos vayan dejando de lado ese episodio y comiencen a adaptarse a su nueva realidad. La estrella hollywoodense se mostró muy abierta en sus declaraciones: “No quería que mis hijos se preocuparan por mí”, dijo por un lado. Otra de sus frases que fue llamativa y tuvo repercusión en algunos medios fue donde comentó lo que hacía para no preocupar a sus niños:

“Creo que fue importante llorar en la ducha y no precisamente delante de ellos. Los chicos necesitan saber que todo va a estar bien, aun cuando no estés seguro de eso”.
En todo momento trató de ofrecer un rostro tranquilizador a sus hijos.

Pitt tampoco se mostró ajeno a las declaraciones y a principios de año también reveló el motivo de la separación para la revista GQ Style, donde admitió que dicha determinación fue a causa de su adicción por el alcohol. Pero nuevamente la actriz desmintió y valoró la fortaleza de sus hijos.

“Nuestro estilo de vida no era negativo, ese no era el problema…son seis personas de mentalidad fuerte, reflexiva y mundana. Estoy orgullosa de ellos”.
Ella siguió elogiando a los chicos, admitiendo que mostraron mucha valentía durante este difícil momento.

Luego del divorcio a Angelina Jolie le han diagnosticado la “Parálisis de Bell”. Tuvo conocimiento de esto luego de hacerse una doble mastectomía. Esta parálisis inmoviliza los músculos de un lado de la cara de manera temporal.

“A veces las mujeres se ponen en último lugar hasta que les afecta en su propia salud”.

Jolie está a gusto con el camino que ha elegido y con la mujer que es. Siente que es una persona inteligente. Pone en primer lugar a su familia y en ningún momento descuida su salud.

La actriz con sus declaraciones ha dejado una lección valiosa y es aprender a vivir tranquilos y en armonía, sin temor a renunciar a personas que nos impidan eso. Sé feliz, aprovecha cada instante en la vida, porque la oportunidad de vivir no se nos presentará dos veces.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +