Llegó a Argentina escondido en el ancla de un barco. MIRA qué pasó con este joven de Liberia

Fue el 25 de septiembre de 2001 cuando Mohamed Baldé llegó a Argentina. El chico de apenas 13 años de edad venía escapando de la guerra civil en su natal Liberia, un país de África sumido en el conflicto a causa de los diamantes que de ahí se obtienen.

Aunque para Mohamed, quien ahora tiene 18 años, llegar a nuevas tierras fue toda una bendición, el viaje fue un verdadero calvario. Pasó 11 días escondido junto con otro muchacho de 14 años en el ancla de un barco filipino, sin agua ni comida y apenas con una ligera túnica como vestimenta.

Desgraciadamente, su compañero de viaje no sobrevivió y sólo Mohamed pudo ser rescatado por la Prefectura Naval en San Lorenzo, Santa Fe.

Pocos días después de cumplir 15 años en tierras argentinas, Mohamed cuenta cómo fue su vida antes, durante y después del asombroso viaje que cambió su vida por completo: