Le entregué mi virginidad a mi ex

Todo empezó con un gran problema de amigas en el colegio. Tenía una amiga llamada Ana Paula, éramos muy amigas no mejores, pero ahí llevábamos la relación, yo tenía mi mejor amiga Margarita y Ana Paula tenía un grupo, Margarita y yo siempre nos hablábamos con Ana Paula y su grupo nos llevábamos tan bien todas, que nos contábamos nuestras cosas.

Ana Paula y yo entramos en confianza y me contó que andaba en planes con un chico llamado Javier, llevaban un mes saliendo, entonces paso un mes más y el chico le terminó. A un mes de haber terminado sus salidas el comenzó a hablarme a través de Facebook, me invitó a una reo de amigos en cipreses, fui con mi amiga Margarita.

Llegando allá él nos esperó en el parque y nos llevó hasta el lugar donde era la reo, ahí habían dos chicos más. Entonces prepararon los tragos y comenzamos a tomar y jugar, Situar uno de los amigos de Javier lo reto a que me diera un pico, pero yo me negué por respeto a que era el ex saliente de Ana Paula y le dije que solo podía ser en la mejilla, entonces Javier reto a Situar que besará a Margarita, ellos si se besaron, no se conocían pero ahí agarraron.

Terminando el beso, Situar volvió a retar a Javier a que me besará durando 2 minutos yo no lo quise hacer, pero me deje llevar por sus manos y lo besé. Ese día todos dijimos que íbamos a decir nada, pero el día de clases una compañera del salón vio una foto que yo tenía con Javier besándonos y se lo mostró a Ana Paula, en ese mismo instante todas empezaron a insultarme y a señalarme, nadie me quería hablar todas me odiaban.

Entonces fui a cipreses a buscar a Javier y decirle que no me buscara más, que nosotros nunca agarramos y que se olvidara de mí, él no tenía ni idea de lo que yo habla baba, pero me abrazó me dijo que esté tranquila que no llorara y que le explicara qué fue lo que había pasado y le conté todo. Él me dijo que no le hiciera caso, que luego todo se iba a solucionar, me llevo a su casa e intento calmarme, me dio agua y me toco con su guitarra. En ese momento me llamó mucho la atención, lo quede mirando pensando en blanco, me sentí muy tranquila pero a la vez atraída por él.

Entonces él se me acercó me dijo que le gustaba mi olor a bebé y me besó, y fue así cómo había sido conquistada. Tras el transcurso de estar yendo al colegio, seguían las malas habladoras, las malas caras y las indirectas, lo primero que hice fue ignorar, sin embargo, Javier fue por mí al colegio y todas nos quedaron mirando porque él me recibió con un abrazó muy fuerte y me dio un beso, fue hace mientras salíamos. Un día fuimos a una fiesta juntos, donde también estaba Ana Paula y su grupo, pero nosotros como si nada no nos importó.

Esa noche Javier se me declaró y me dijo si quería ser su novia y le dije que…. si, pasando unos días para mi cumpleaños él me tenía una sorpresa, pero yo me iba a ir de viaje. Pasó por mí al colegio y me entregó una cajita, me dijo que no la abriera hasta la fecha, y yo lo obedecí, nos despedimos ese día y me fui. Estando en mi casa empaque mis cosas para el viaje y lleve mi cajita. Llegué al lugar donde pasaría mi cumpleaños, entré al cuarto del hotel y abrí la cajita, olía muy rico, habían muchas cartas, fotos nuestras, y chocolates, me gustó mucho el obsequio, cada carta tenía un número del tiempo que me iba a quedar hasta que regrese, leí cada carta en su respectivo día como me lo dijo Javier.

El día que regrese fui al colegio y a la salida estaba él ahí esperándome con un gran abrazo, corrí hacia él, y me cargó y me abrazó muy fuerte y yo a él, le dije lo mucho que me había gustado su regalo y que lo extrañé demasiado, mientras él me llenaba de besos. Quedamos en ir a su casa un fin de semana (ya había ido antes), él pasó por mí y fuimos a su casa, ese mismo día cumplíamos un mes de relación, y nada más hermoso, que ir a su casa ver películas comiendo lo que queramos y al final de todo quedarnos dormidos.

Todo iba muy bonito, pero luego empezaron los rumores en el colegio por las amigas de Ana Paula diciendo que me era infiel, yo les creí y ese día Javier no fue a recogerme me preocupé mucho y al final de cuenta nuestra relación se había acabado. Me eche un mar de lágrimas, me había enamorado de él en tan corto tiempo. Paso una semana, y solo teníamos comunicación por Facebook, un día me dijo que vaya a su casa y fui a verlo, fue un día antes de navidad, ese día lo vi y me dijo que estaba resfriado, yo lo cuide, lo abrigué y estuve ahí con él, entonces me abrazó, se hecho en mis pechos y me dijo “hueles igual que antes” lo mire a los ojos y que le pregunté “¿A qué?” y me dijo “a bebé” y me besó nuevamente y le correspondí, luego se paró del mueble me agarró de las manos y me paró, nos abrazamos.

Besándonos, fuimos a su cuarto, y fue ahí donde él se desnudó y a mí también, ambos éramos vírgenes, le dije que nunca lo había hecho y él me dijo que tampoco, nos echamos y fue tan despacio y frágil, me abrazó en la cama y me dijo “Te quiero” lo abracé también y continuamos, ese día regresamos, volvimos a ser novios, ambos nos enamoramos, hasta ahora llevamos bien la relación, nos tenemos mucha confianza, nos contamos todo, jugamos como niños y nos queremos como grandes, no será la mejor relación de todas, pero no puedo pedir más.

Para mí es perfecta