Consejos

Las relaciones de pareja perfectas no existen, y hay 8 mitos que finalmente han sido desmentidos

Mucho se habla de parejas perfectas, de esas que lucen siempre felices y, aunque siempre nos preguntamos cuál es su secreto, hay toda una serie de mitos en torno a ellas que debemos desmentir.

Y es que no se trata de encontrar la fórmula mágica ni hay un manual infalible, todo es cuestión de poner ambos de su parte para que las cosas marchen bien.

Estos son 8 mitos que, de una u otra forma, hemos estado creyendo pero que en realidad nada tienen que ver con la verdadera felicidad en las relaciones de pareja:

1- Cuando una relación es buena, no hace falta esforzarse por mantenerla.

Hay un dicho bastante cierto y que aplica no sólo para las relaciones de pareja, sino en cualquier ámbito: “las relaciones son como jardines, cuanto más los cuides y alimentes, mejores resultados tendrás”. Si hay algo que merece la pena, entonces va a requerir esfuerzo de tu parte.

2- Nunca hay discusiones.

Contrario a lo que muchos piensan, discutir no es sinónimo de problemas. En la vida siempre va a haber dificultades y puntos de vista diferentes, lo importante es la manera de resolverlos. Las parejas felices saben que hablar es la mejor solución a los problemas.

3- Hacer todo juntos.

Si bien son pareja y tienen intereses compartidos, no deben olvidar que son individuos que necesitan tiempo a solas o con otras personas, no necesariamente hacerse dependientes por completo de otra persona.

4- Las personas que se aman se conocen por completo.

Nunca dejamos de conocernos y en las parejas aplica lo mismo. Hay matrimonios de muchos años que siguen descubriendo cosas de sus parejas, así que nunca debemos dejar de interesarnos en conocer más de nuestro ser querido.

5- Un matrimonio no está completo sin hijos.

El peor error que se puede cometer es pensar que un hijo resolverá los problemas que hay en la relación o que será un lazo inquebrantable entre ambos y para toda la vida. Del mismo modo, una pareja que decide no tener hijos, no debe sentir que a su matrimonio le hace falta “algo”.

6- La disminución de relaciones es sinónimo de problemas.

Una disminución en la frecuencia con la que se tienen encuentros sexuales no es indicio de desinterés por parte de la pareja.

7- Los divorcios son cada vez más comunes.

Cada año que pasa se dice que el número de divorcios incrementa, pero no es así. Se demostró que 1980 fue el año con más divorcios, 41%, y el índice ha disminuido desde entonces.

8- No ir a dormir sin resolver los problemas.

Puede parecer buena idea, pero es todo lo contrario. Nadie quiere discutir mientras el cuerpo sólo pide descanso. Muchas veces después de dormir, nuestra mente se encuentra más despejada y por ende es más sencillo llegar a un acuerdo o resolver cualquier conflicto.

Comparte esta útil información con amigos y familiares y déjanos tus comentarios.

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +