Historias Reflexiones

La vida es así: ¡Mágica!

“Llegaron juntos, acomodó en su silla a la princesa, le ofreció alimento primero a ella. La pequeña no quería comer y él le cantó algo que no entendí, pero sonó como una melodía suave y tierna, después me dijo que era una canción en nahuatl que habla del amor de los padres a los hijos.
Me dijo que su pequeña se llama Luisa Fernanda, que son de la costa chica de Guerrero y que hoy le toca cuidar de ella porque su madre está enferma.

Nunca perdió la sonrisa y de mesa a mesa, entre tacos, le dije que tenía una hija hermosa, me bendijo y extendió su mano rasposa de hombre hecho al campo: “Soy jornalero yo, soy indígena nahuatl y esta es hijita mía”.

Le dije que yo tenía dos, que estaban lejos y que me gustaba desayunar con ellos, le compartí mis respetos y la mejor de mis sonrisas, Luisita me aventó un beso y me retiré satisfecho.

La vida es así: ¡Mágica!” #ProhibidoRendirse

Lo + Visto