Ser la segunda no es algo de presumir.

No señorita, ser la segunda no es algo de presumir. Y no salga con su argumento barato de que la oficial es “la pendeja engañada”.
Ella no es conciente de lo que le están haciendo y usted sí.
Ella quiere de verdad, usted solo quiere joder algo bonito.
Ella al enterarse lo dejará porque se valora y usted lo tomará porque no vale nada.
No diga que ella no es suficiente y por eso la busca a usted porque entonces, usted ni siquiera es lo suficiente para ser “la oficial”.
Y usted cabrón, no se merece a dos mujeres, qué va, ni siquiera se merece a una.”
Desconozco autor.