Historias

La historia del anciano y el joven que revela por qué no encuentras a la persona que esperas

¿Alguna vez te has preguntado qué tienen en común las personas y los lugares que conoces?

Aunque no lo creas, todo lo que vives, todo lo que te pasa, está relacionado con tu propio ser. Descúbrelo con esta hermosa historia.

Un joven llegó a la entrada de un pueblo y acercándose a un anciano le preguntó:
-¿Qué clase de persona vive en este lugar?
El anciano respondió con otra pregunta:
-¿Qué clase de persona vive en el lugar de donde tú vienes?
-Bueno, un grupo de egoístas y malvados –replicó el joven-. Estoy feliz de haberme ido de allí.
A lo que el anciano contestó
-Lo mismo vas a encontrar aquí.

Ese mismo día, otro joven se acercó al anciano y preguntó:
-¿Qué clase de personas viven en este lugar?
El viejo respondió con la misma pregunta:
-¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde tú vienes?
El joven entonces le dijo:
-Gente magnífica, honesta, amigable, hospitalaria, me duele mucho haberlos dejado.
-Lo mismo encontrarás aquí -respondió el anciano.

Un hombre que había oído ambas conversaciones preguntó al viejo:
-¿Cómo es posible dar dos respuestas diferentes a la misma pregunta?
A lo cual el anciano respondió:

Cada cual lleva en su corazón el medio ambiente donde vive. Aquel que no encontró nada nuevo en los lugares donde estuvo, no podrá encontrar otra cosa aquí. Aquel que encontró un amigo allá, podrá encontrar también amigos aquí, porque la actitud mental es lo único en tu vida sobre lo cual puedes mantener control absoluto.

Todo lo que sucede en nuestra vida tiene que ver con lo que nosotros construimos. Con nuestra actitud.

Tal vez conoces a una persona que “siempre tiene suerte”. Que permanentemente luce una sonrisa, que nunca parece estar pasando por nada malo.

En realidad, tal vez tenga las mismas experiencias que tú. Quizá esté viviendo en el mismo pueblo, y relacionándose con la misma gente. La clave está en saber encontrar la virtud en todo aquello que te toque conocer.

Si eres capaz de encontrar el lado bueno de las personas, si de cada experiencia consigues sacar un aprendizaje, entonces allí donde vayas te seguirá la fortuna.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +