Historias

Futbolista dona órgano a su sobrino y puede abandonar el fútbol por eso.

Desde el momento que los médicos pusieron a conocimiento de Alejandro Benítez, apodado “Lulo”, que podía llegar a salvar la vida de su sobrino Milo, no dudó un sólo instante en aceptar esa acción. No le importó mucho, primeramente ser sometido a una operación, y segundo, que donar parte de su hígado pudiera costarle incluso la carrera futbolística. Todo con tal de salvar la vida del bebé con apenas 9 meses de vida.

“Para mí lo primero era la salud de mi sobrino y no me importaba nada más aparte de mi sobrino”, fue lo que explicó “Lulo” Benítez, quien con 30 años de edad, se ha convertido en un histórico delantero del club Central Latorre, de la provincia de Entre Ríos, y también goleador de dicha institución.

Fue una de sus hermanas, quien dio a luz al pequeño Milo, por desgracia, el bebé nació con una obstrucción biliar. Luego de ser sometido a innumerables tratamientos, los estudiosos de la medicina concluyeron que la única alternativa para que Milo siga viviendo era haciéndole un trasplante de hígado. Según los médicos al tratarse de un bebé de apenas 9 meses la mejor opción era que algún familiar pudiera darle un pedazo de ese órgano. Así fue como Alejandro tuvo conocimiento de la situación y decidió darle la oportunidad que merecía a su sobrino.

El futbolista narró una parte muy emocionante de la historia que vivió luego de la operación: “Yo recién lo vi cinco días después de la operación. Cuando ya pude levantarme de la cama me puse de pie y fui a la parte de terapia intensiva a verlo, para mí fue el momento más emocionante de mi vida verlo ahí en la incubadora. Yo cantándole las canciones que le cantaba y el sonriendo, la verdad me emocionó mucho, empecé a llorar”.

A Alejandro se le dio el alta y fue recibido como lo que es, todo un héroe, cuando le toco pisar su ciudad natal que está ubicada a aproximadamente 270 kilómetros de la capital argentina Buenos Aires. Por otro lado, el sobrino Milo fue liberado con alta ambulatoria, esto significa que debe acudir al hospital por lo menos dos veces por semana para seguir con los controles, por suerte para la familia el bebé evoluciona de manera favorable.

A la familia Benítez volvió la alegría

Hoy por hoy la familia Benítez goza de una profunda alegría. El sobrino de Alejandro se ha recuperado favorablemente y eso se le suma otra noticia positiva, el futbolista se convertirá en padre por primera vez. Luego de hablar con los medios de prensa el mismo fue rápidamente a encontrarse con su novia, ya que quería acompañarla para realizarse la ecografía y tal vez, poder determinar así de qué sexo será la criatura que se encuentra en camino.

Los cuidados que Alejandro y Milo deben seguir

La operación por la que pasaron, tanto Milo como Alejandro, puede considerarse como un suceso que cambió por completo la vida de ambos y hasta de la familia. Más allá de que todo haya salido como los médicos lo han planeado, el sobrino y su tío deben tener un cuidado más delicado, principalmente eso tiene que aplicarse por parte del bebé. A parte de los controles médicos que debe realizarse de manera periódica también debe permanecer aislado, en un lugar donde no corra peligro de contraer algún tipo de enfermedad, ya que como sabemos, los bebés no tienen aún bien desarrollados el sistema inmune. Por esa razón, el pequeño Milo deberá pasar un tiempo más en un hospedaje acompañado de su madre, dicho lugar se encuentra ubicado frente al Hospital Austral de Pilar, lugar donde se le ha practicado la operación. Sus hermanos, que se encuentran todavía lejos de él, aguardan de manera ansiosa tener de vuelta a su hermano. La casa de la familia está ubicada en la ciudad de Larroque.

El tío de Milo de a poco volverá a hacer su vida normalmente. “Los cuidados que habitualmente deben tener son en la alimentación y por otro lado en la actividad física. Lo recomendable es descansar seis u ocho semanas, a partir de la octava semana ya pueden empezar a realizar las actividades de manera normal. El jugador en seis a ocho semanas puede empezar a correr progresivamente hasta realizar actividades fuertes, sin ningún inconveniente”, fue lo que explicó el médico cirujano del equipo de Trasplante del Hospital Austral, Ariel González Campana.

La operación no es algo que efectivamente obligue a Alejandro a retirarse, pero de igual manera, es difícil que el jugador vuelva a las canchas de manera profesional. Cualquier futbolista de 30 años ya se encuentra condicionado físicamente, por su parte Benítez, aparte de afrontar un largo proceso de recuperación, también estará expuesto a recibir golpes en la zona afectada.

No es algo que le importe mucho el hecho de seguir jugando, para él ver de nuevo a su sobrino volver a sonreír es algo que vale mucho más.

Esto es un claro ejemplo de que las cosas materiales no lo son todo, cosas a lo que se renuncia se pueden recuperar, en cambio la vida es algo no tiene precio. Todos merecemos segundas oportunidades para vivir y Alejandro demostró claramente eso. Hoy Milo tiene dentro de sí una parte de su tío, quien expuso su carrera con tal de salvar a su sobrino y eso será algo que el bebé agradecerá de por vida.

Fuente: http://cnnespanol.cnn.com/2017/07/24/lulo-benitez-alejandro-sobrino-donacion-meses-higado/

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +