Preguntas Test

Si fueras al bar en soledad… ¿Qué silla escogerías? Tu respuesta indica cómo te relacionas

¿Alguna vez has ido solo a un bar? Hay quienes lo hacen seguido, y también están aquellos que ni lo piensan. Sin embargo, salir solo es una buena manera de conocer personas nuevas, relacionarte con nuevos entornos y vivir experiencias.

Por eso, hoy te presentamos un test con el que podrás  descubrir algunas cosas sobre cómo te relacionas con los demás y con el mundo.

No importa si estás acostumbrado a apostarte solo en la barra de un bar o si no lo has hecho nunca, tienes que usar un poco la imaginación. Si fueras a este bar en soledad… ¿Qué silla escogerías para sentarte?

Silla A: distante emocionalmente

Si elegiste la primera silla, es que eres la clase de persona distante. No te molesta relacionarte con otros, pero tampoco es tu prioridad.

En general, te centras más en el entorno que en las personas. Si vas al bar solo, será para tomar una rica cerveza y evadirte del día a día. No te interesa ir para hacer nuevos amigos, que con los que tienes ya es bastante.

En general, tienes relaciones largas y duraderas, porque eres bastante incondicional. Eres de los que escuchan más de lo que hablan.

A veces, hasta tus amigos más cercanos pueden sentir que no saben nada de ti. Es que no te gusta mostrar lo que hay en tu interior. Eres independiente, y en general te guardas tus sentimientos para la intimidad.

Silla B: sociable pero inseguro

Si elegiste la segunda silla, seguramente eres de los que ansían hacer nuevos amigos, pero te cuesta dar el primer paso.

Buscas algún colega que te acompañe en tus aventuras, para sentirte más fuerte. No tienes miedo a hacer nuevas relaciones ni vivir experiencias distintas a las habituales, pero como eres un poco inseguro, prefieres tener un aliado.

Cuando otros se acercan a ti eres de lo más simpático. Por eso, no te ocultas de la mirada de los demás, sonríes enseguida y terminas cayéndole bien a todo el mundo.

Silla C: Seguro y adaptable

Si elegiste la silla C, eres una persona muy segura y no tienes problemas de adaptación con el entorno. Te encanta conocer gente nueva, y eres el primero en sacar un tema de conversación con el de la silla de al lado o con el barman.

Serías el aliado perfecto para el que eligió la silla B, pues eres el que va al frente, se anima a todo, y siempre redobla la apuesta.

A pesar de tu facilidad para hacer amigos nuevos, valoras y cuidas mucho tus relaciones “de siempre”. Aunque pasen mucho tiempo sin verte, tus amigos saben que siempre estarás ahí para ellos.

No importa en qué aventura estés metido, siempre tendrás tiempo para las personas que quieres.

%d bloggers like this: