Esta chica murió repentinamente en la playa; lo que provocó su muerte está en todos los supermercados

Como padres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos aun cuando niños y adolescentes son más fuertes a distintos peligros, se adaptan, aprenden y superan con mayor facilidad que un adulto. Sin embargo, no todo es color de rosa y existen riesgos de los cuales no salen librados tan fácilmente y que incluso les puede traer graves consecuencias. Es por eso que la comunicación siempre debe ser primordial entre padres e hijos, debemos de concientizarlos y hablarles sobre los peligros del entorno que los rodea y aunque tienen derecho a explorar, conocer, equivocarse y aprender por ellos mismos, es importante que al menos tengan la noción de cómo cuidarse cuando los padres no están cerca de ellos.

Lanna era una joven llena de vida, con mucha energía, le encantaban los deportes y viajar. Tenía una multitud de amigos. Llevaba una vida llena de aventuras pero de manera sana, jamás había presentado un problema de salud grave y tenía muy buena relación con sus padres.

Su próximo viaje lo programó a México en compañía de su familia y algunos amigos. Apenas tenían un día, mismo en el que habían visitado la playa y todo parecía ir de maravilla hasta sufrió un infarto y fue imposible salvarla a pesar de los mil intentos de los paramédicos.

Su familia y amigos quedaron desconsolados e intrigados pues no comprendían lo que había ocurrido de un momento a otro, todo parecía de lo más normal hasta que ocurrió lo más lamentable que los dejó desolados.

Debido a que no se sabían las causas de su muerte, los padres de Lanna decidieron que le practicaran las pruebas necesarias para determinar su muerte.

Los médicos determinaron que se trataba de algo que había bebido pero no podían determinar precisamente que era. Fue entonces que su madre recordó que debido al paseo por la playa Lanna se encontraba deshidratada y decidió beber un energética que todos conocemos pero que pocos sabemos el gran daño que le causa a nuestro organismo.

Además de no haber bebido agua, Lanna tampoco había comido nada y aun así decidió ingerir la bebida energética Redbull, además lo hizo poco antes de lo ocurrido.

Jack Wolfson, cardiólogo que atendió el caso de Lanna explicó que le pudo haber ocasionado el infarto o más bien lo hizo, fue la bebida energética que contiene un alto nivel de azucares y cafeína. Lanna no tenía vicios comunes pero si uno que acabo con su vida: amaba las bebidas energéticas.

”Existen evidencias de casos en que las bebidas energéticas han dañado gravemente a una persona, además de causar cambios en el ritmo cardíaco también afecta la tensión sanguínea. En verdad ningún médico recomendará nunca estas bebidas”, dijo el Dr. Jack Wolfson.

Los padres de Lanna solo quieren concientizar a las personas sobre esta bebida luego de la irreparable pérdida de su hija. Desean que las personas la eviten a toda costa y que pasen la voz pues con la salud definitivamente no se juega y el consumo excesivo de esta o consumida por organismos no aptos, pueden acabar en una terrible perdida.

Ayúdanos a COMPARTIR la historia de Lanna para que nadie más pase por algo tan lamentable.