Quiero que me construyas una casa; aquí están los planos, ¡Quiero que la hagas conforme este diseño! … ¡No quiero que falte nada!

El empleado tomó los planos y molesto porque le faltaban sólo 3 meses para jubilarse, comenzó a decirse: ¡Me faltan 3 meses para jubilarme y este hombre me da un trabajo para seis meses, pues lo haré! … ¡Pero voy a utilizar materiales de segunda, no me voy a esmerar mucho, haré lo que pueda, y así me quedará dinero para mi!

Las columnas las hizo sin mucho esmero, usó materiales baratos y de segunda, en toda la edificación de la casa utilizo materiales no acordes a la estructura y solo se esmero en la fachada para engañar al dueño, y lo que podía saltarse en la fabricación lo hizo, de tal manera se “ahorraría” el tiempo que necesitaba normalmente para hacerlo y así irse lo mas pronto posible.

Cuando terminó la edificación, se presentó el dueño y miró la casa, observó que habían algunos detalles pero se acercó a su empleado y le dijo: ¡Toma las llaves! … ¡Este es tu regalo! … ¡Por todos los años que me has servido! … ¡¡¡Esta es tu casa!!!

¿Cómo cree usted que se sintió este hombre al oír aquello? Él lamentablemente había cosechado lo que había sembrado …

MORALEJA:
Todo lo que hagas hazlo con AMOR, no dañes a nadie, sé un buen ejemplo, da lo Mejor y recibirás lo Mejor …

¡La Vida es un boomerang, todo regresa a ti! … Porqué el primer cliente que tienes es tu integridad y él no se equivoca a la hora de pagar.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *