Historias

Embarazada y firmando el divorcio

Llevar un embarazo no es fácil y mucho menos cuando hay crisis de pareja. Esta mamá abre su corazón y nos cuenta su historia.

Bebé prematuro, recién divorciada y sin trabajo, definitivamente todas tenemos una historia que contar

Mi historia comienza justo ese día en que la prueba de embarazo salió positiva. Al principio renegué por la noticia, ¿cómo era posible que estábamos a punto de firmar el divorcio y yo embarazada? Parecía adolescente recibiendo la peor noticia de mi vida, pero era mi último chance para ser mamá a los 43 años, recién divorciada y sin trabajo.

Como muchas ya sabemos, llevar un embarazo no es fácil y mucho menos cuando hay crisis de pareja. Además de los problemas emocionales nos enfrentamos a los diagnósticos fatalistas, en mi caso, problema de placenta, la cual, se implantó mal y no dejaba alimentar al bebé; por lo que se decide interrupción de la gestación de forma prematura en la semana 33.

Cambie el chip mental y me atreví a todo, la vida de mi bebé dependía de ambos, así que tanto él como yo luchamos hasta el final para conocernos.

Cuántas veces no leemos que el embarazo es una de la etapas más bonitas y esperadas por la mujer, pero cuando se presenta acompañado de un divorcio, definitivamente es un desafío para la futura mamá y también para el pequeño que viene en camino sin lugar a duda.

No existía nada, absolutamente nada en la vida que me hiciese más feliz que cargar a Ian, así que después de una cesárea previo bloqueo peridural y tormentosos síntomas, por fin escuche al ser que me llevaría a una aventura.

Solo pude darle un beso en la mejilla y de pronto, Ian entubado a un ventilador por reporte de asfixia, displasia broncopulmonar, retina inmadura, anemia, fototerapia, infección intestinal y valoraciones que detenían mi corazón cada vez que veía a ese pequeño 40 cm y un peso de 1,390 kg.

Con este panorama el divorcio pasó a segundo término, sin duda las mujeres sacamos lo mejor de nosotras cuando de hijos se trata.

Pensar y actuar positivo es una de las mejores herramientas que podemos utilizar ante cualquier calamidad

Y así transcurrió un mes y medio, entre terapia intensiva e intermedia. Debido al peso y tamaño del pequeño, fui candidata para entrar al programa mamá canguro; ahí aprendí a cargarlo, bañarlo, alimentarlo y sobre todo, colocar al bebé en el pecho desnudo, piel con piel; una manera de proporcionar seguridad, tranquilidad y favorecer el vínculo emocional del bebé prematuro con la madre.

Pasar por una separación después de 10 años de relación, no ha sido lo más terrible en mi vida. Superarlo para no llenarme de remordimientos o culpas, eso es un trabajo constante y la experiencia se queda como aprendizaje vivencial. Ahora mi prioridad es ese ser que depende de mí; el amor de un hijo es la mejor medicina para sanar las heridas.

Es una realidad que el divorcio durante el embarazo va en aumento, y en ocasiones, erróneamente se piensa que un hijo puede ayudar a reparar las dificultades en parejas embarazadas. Pero el único resultado es una desestabilización y crisis entre sus miembros.

No es tarea fácil, pero las mujeres que atravesamos por una situación similar tenemos dos opciones: vivir en tensión o enfrentar la ruptura pensando siempre que es lo mejor para tu hijo.

Sé valiente a pesar de abogados, pensiones alimenticias, convenios, tu familia, la del ex o amigos comunes; fluye de todo corazón y mantén una relación cordial y de respeto con tu ex pareja.

Soy una mamá bendecida y súper afortunada; Ian tiene cuatro años, es un chico muy inteligente, ocurrente, divertido y amoroso, lo valoro mucho porque desde su concepción Ian ha sido un guerrero, y eso no es exageración, ante todo mal pronóstico él me ha demostrado el amor por vivir, me enseña día a día que nada es imposible y si uno lo cree, lo crea.

Sobre Verónica
Verónica Vázquez es periodista, directora de la revista enksa, ha trabajado en diferentes medios de comunicación en México y la vida le ha enseñado que “Si lo crees, lo creas”. Es mamá soltera y le encanta la idea de compartir su inexperiencia en el mundo de la maternidad,  síguela en sus redes  facebooktwitter.

%d bloggers like this: