Frases de Motivación Historias

El miedo a caer

Los Wallenda son una familia de equilibristas, entre los que encontramos a Karl Wallenda (1905-1978), considerado el mejor funambulista de todos los tiempos. Era mundialmente conocido por sus arriesgadas acrobacias en la cuerda floja, sin ningún tipo de red que le sirviera de protección ante una posible caída.

El 22 de marzo de 1978, tras una vida plagada de grandes proezas, Karl, de 73 años, se encontraba en San Juan de Puerto Rico para caminar sobre un alambre de 37 metros de largo que unía dos edificios del hotel “Conrad Condado Plaza”, a 22 metros de altura. Sin embargo, ese fatídico día algo falló y cayó al vacío, falleciendo en el acto. ¿Qué falló aquel fatídico día?

Existen distintas teorías para explicar el accidente, pero según su esposa, lo que sucedió fue que Wallenda dejó de centrar sus esfuerzos en cruzar la cuerda y empezó a enfocarlos en no caerse. Y fue entonces cuando se cayó…

Este incidente sirvió para dar nombre a un concepto muy conocido en el campo de la psicología: la profecía autocumplida. Se trata del “efecto Wallenda”, según el cual solo cuando ponemos todo nuestro corazón y empeño en el desarrollo de las tareas y tenemos un horizonte a la vista, es cuando tenemos éxito en lo que hacemos. Por el contrario, si empleamos toda nuestra energía en no fallar, será más fácil que fallemos.

El efecto Wallenda es uno de los factores que marcan la diferencia entre las personas que consiguen sus objetivos y las que no lo hacen. Nuestros mayores límites no están fuera: están en nuestra cabeza.

No está claro que si nos centramos en conseguir nuestros objetivos los vayamos a lograr. Pero lo que sí está claro, es que es imposible que los logremos si no nos centramos en ellos.
Si nos centramos en no caer, caemos.

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +