Insólito. En los Estados Unidos, Emily Georgia, de 20 años, estaba disfrutando de una noche de pasión con su amante, cuando un juguete sexual de cuatro pulgadas terminó perdido dentro de ella.

Accidentalmente, su amante empujó el juguete demasiado lejos hasta el fondo y el pequeño vibrador desapareció  rápidamente. Después de intentar recuperarla manualmente, Emily decidió dejar que salga ‘solo’ y se retiró, manifestando que tenía trabajo temprano al otro día.

Más tarde, una amiga la llevó al Hospital Worthing, donde los médicos le advirtieron a Emily que había un riesgo de que el vibrador perfore el intestino debido a su afilado borde incrustado de joyas. De esta manera, la mujer tuvo que se intervenida a una cirugía de una hora de duración

Por otro lado, el cirujano recomendó a las mujeres que si tienen el mismo problema alguna vez, que no tengan verguenza y recurran rápidamente ayuda médica. ” Creo que se emocionó demasiado y logró empujarlo hasta adentro. El vibrador estaba perdido”, expresó la joven estadounidense.

Cabe resaltar que la Emily Giorgia fue dada de alta al día siguiente y se retiró a su domicilio. Ahora, desea ayudar a concientizar a las mujeres que si tienen el mismo problema, pidan ayuda médica rápidamente.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *