Historias Reflexiones Salud

“Es demasiado tarde, el daño ya está hecho” Padres de Charlie Gard se rinden y desconectarán al bebé británico

Charlie Gard sufre de una extraña enfermedad y solo unas máquinas lo mantienen con vida, ahora ya no podrá viajar a Estados Unidos para probar un tratamiento experimental por esta triste razón.

Los padres del bebé británico Charlie Gard abandonaron la batalla legal que seguían para que el pequeño de solo siete meses, víctima de una extraña condición genética que hace que sus órganos y músculos se debiliten de forma progresiva, pueda viajar a Estados Unidos y recibir un tratamiento experimental. Nuevos análisis revelaron que ya ningún fármaco podría ayudarlo.

Chris Gard Connie Yates, lucharon en los tribunales para que consigan el permiso de viaje de Charlie, sin embargo, los músculos del bebé sufrieron más daños irreversibles que ni el tratamiento experimental podría curar.

“Es demasiado tarde para Charlie, el daño está hecho”, dijo el abogado Grant Armstrong. “Debido al retraso en el tratamiento, esa ventana de oportunidad se ha perdido”, agregó. Los padres están devastados con la noticia y ahora solo “desean pasar el máximo tiempo que les queda con Charlie”.

La noticia se cobró relevancia internacional luego que recibieran el apoyo del papa Francisco, el presidente estadounidense Donald Trump y varios de congresistas norteamericanos. El bebé aún continúa conectado a las máquinas que lo mantienen con vida

El pequeño Charlie padece una enfermedad mitocondrial, condición genética tan extraña que los especialistas creen que es una de las 16 personas en el mundo que han sido diagnosticadas con ella.

Los padres del bebé británico debían reunir mil millones en 31 días para salvar al bebé y conseguir un permiso de viaje para los Estados Unidos, pero la representante del hospital que alberga a Charlie pidió que sea desconectado para que tenga una muerte digna.

Lo + Visto