La declaración fue grabada con una cámara oculta. Desde la cama de un hospital de Verona, el padre Eligio Piccoli confirma las vejaciones sexuales a los niños y la defensa a esos malos sacerdotes.

Este reciente caso ha puesto una vez más a la Iglesia Católica en el ojo de la tormenta. Esta vez, un astuto periodista se infiltró en el hospital donde está internado el padre Eligio Piccoli, y logró que el religioso confiese los detalles de cómo eran los abusos a los que él y otros curas sometían a los internos del instituto Antonio Próvolo de Verona. Cabe resaltar que Eligio Piccoli, uno de los 24 acusados en la causa que investiga 67 abusos sexuales a menores de edad dentro de la institución religiosa, entre las décadas de 1960 y 1980.

El periodista italiano Sacha Biazzo del sitio Fanpage.it es el responsable de dar a conocer el aberrante testimonio del cura. Él llevó llevó una cámara oculta entre su ropa y le dice que quiere conocer cuánto hay de cierto en las versiones que hablan de “abusos a niños sordos” ocurridos dentro de la escuela

El relato es realmente impactante por los detalles y frialdad con que se narran. Durante la conversación, Piccoli confirma, además, un dato para nada menor: los curas que eran descubiertos o denunciados eran enviados a la Argentina.

Esta declaración es la confirmación en boca de uno de los responsables, de que los curas expulsados, lejos de ser castigados por la Iglesia, eran reubicados, protegidos, y dejados en libertad.

Aquí te dejamos el escalofriante video.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *