Acertijos

¿Cuántos caballos ves? El número revelará qué tipo de personalidad tienes

Tu manera de mirar las cosas forma parte de tu personalidad. Por eso, es posible conocer aspectos profundos de ti a partir de la manera en la que interpretas una imagen.

En este caso, te traemos este test. Para descubrir tu verdadera personalidad, debes mirar la imagen atentamente, y responder ¿Cuántos caballos hay en realidad?

Recuerda que no hay una respuesta correcta, sino que la manera en la que resuelvas la  pregunta  hablará del tipo de persona que eres.  No te detengas demasiado, sólo observa la imagen por unos segundos y contesta.

Ahora, descubre qué dice ese número sobre tu personalidad.

 

Un caballo

Si consideraste que en la foto hay un caballo, es porque eres una persona que prefiere ver las cosas de manera global. Seguramente tomaste tu decisión rápido, de forma pragmática pero sin evaluar detalles.

Para ti, el todo es más que la suma de las partes, y tratas de concentrarte siempre en conseguir que las cosas funcionen bien en su conjunto.

Por eso puedes ser un gran project manager, ya que eres capaz de visualizar el resultado incluso antes de que haya nada hecho. Te gusta trabajar en equipo y no crees que las cosas puedan prosperar a través de individualismos.

Si bien eres seguro de ti mismo, no eres egocéntricos. Sabes que el  hecho de que tengas las cosas claras no te hace imprescindible, y que siempre puede haber otro que ocupe tu lugar. Por eso tratar de hacer las cosas con el corazón, ya que estás convencido de que es lo que marca la diferencia.

Entre 5 y 10 caballos

Si contaste entre 5 y 10 caballos, es porque eres una persona que se toma las cosas en serio, y siempre trata de dar lo mejor de sí. Eres responsable, y a veces un poco perfeccionista, pero nunca pierdes de vista el objetivo.

Eres excelente cumpliendo metas, y en general consigues lo que te propones, aunque puedes ser un poco desorganizado y despistado. En realidad, consigues llegar al deadline con las cosas hechas, pero ni tú sabes muy bien cómo. Los procesos metódicos no son lo tuyo.

Sin embargo, como eres una máquina cargada de energía, y te encanta hacer cosas y estar en movimiento, siempre consigues avanzar hacia los resultados. A veces más rápido y a veces más lento, pero nunca te quedas quieto.

Tienes mucha confianza en ti mismo, tanto que a veces te puede jugar en contra: te pasas de listo y las cosas no salen como esperabas. Sin embargo, no dejas que eso te desanimes y arrancas de nuevo. Eres un verdadero persistente.

11 caballos o más

Eres sumamente detallista, tanto que ves aquellas cosas en las que los demás ni se fijan. A ti, si te encomiendan una tarea, la harás con lujo de detalles y sin perder nada de vista.

Esto te convierte en alguien que siempre obtiene resultados de excelencia, pero a quien muchas veces le cuesta avanzar. Te detienes tanto en que todo salga perfecto que, sin darte cuenta, dejas de avanzar: te quedas estancado en un callejón sin salida.

De todos modos, lo tuyo son las cosas metódicas, el estudio, las ciencias duras. Te sientes más cómodo cuando las cosas tienen una explicación y siempre tratas de encontrarla. No te gustan los “porque sí”.

Tu necesidad de hacer las cosas bien te convierte en general en alguien muy inseguro: siempre dudas de si el resultado al que has llegado es el mejor. Debes aprender a relajarte, y saber que no debes volverte loco para ser excelente.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +