Es un error muy común el buscar rápidamente otra pareja cuando se sale de una relación. Cuando esto te pase, mejor aprovecha el tiempo a solas para conocerte mejor y descubrir quién eres, qué te gusta, qué esperas de la vida

Muchas personas afirman que la manera más rápida y efectiva de superar una ruptura sentimental es iniciando una nueva relación sentimental de manera inmediata, nada más alejado de la realidad.

Un periodo de tiempo a solas para reflexionar sobre la pasada relación, los errores cometidos y los defectos propios, será lo indicado para conocerlos, aceptarlos y así no repetirlos para evitar crear patrones negativos que conlleven al fracaso de una futura relación.

Dedicarte un tiempo exclusivamente para ti y no iniciar una nueva relación inmediata a una ruptura es lo ideal y en estos diez puntos te explicamos por qué:

1. Inseguridades.

Para ninguna persona resulta fácil el proceso que se vive tras tener una ruptura, más si fue una relación de varios años. Dicho proceso trae consigo sentimientos de decepción, tristeza e inseguridad. Al iniciar una relación inmediata luego de una ruptura seguramente no la podrás disfrutar ni llegarás a ser completamente feliz, ya que estarás a la defensiva buscando proteger tus sentimientos y emociones para no sufrir nuevamente.

Posiblemente la otra persona se enamore de ti y tú no puedas corresponderle de la misma manera por miedo a revivir relaciones pasadas y por temor al fracaso, es por esto por lo que tomarte un tiempo de duelo será realmente útil y necesario.

2. Solo distracciones.

Ante el hecho de sentirte insegura y de entregarte completamente a una nueva relación por miedo a sufrir nuevamente, no vas a lograr ser feliz y no solo tú, sino que será infeliz tu pareja también, ya que lo más probable es que esa persona nueva en tu vida termine enamorándose de ti, quiera compartir gran parte de su vida contigo y tú con ese caos emocional que estés viviendo no puedas ni quieras corresponderle, y termines por hacerle daño al herir sus sentimientos.

Harás que esa persona sea tu distracción para el dolor emocional que estés pasando y terminarás causando daños en los dos.

3. Comparaciones molestas.

Recuerda que vienes de una relación en donde habrás compartido y convivido mucho con esa otra persona, seguramente ya conocías completamente sus gustos en la comida, música, ropa, programas de tv y muchas otras cosas a las que estabas acostumbrada, y al iniciar una nueva relación con alguien totalmente extraño para ti y que este no comparta tus mismos gustos y sus costumbres sean distintas.

Inevitablemente surgirán las comparaciones entre como era tu pareja anterior y como resulta ser la nueva, lo que será muy molesto para esa persona ya que a nadie le gusta ser comparado con otros, y a la final traerá inconvenientes entre los dos.

4. Relaciones sexuales no satisfactorias.

Aunque hay un dicho popular que dice “un clavo saca a otro clavo”, esto no es del todo cierto. Tratar de olvidar a alguien teniendo sexo con otra persona resulta ser más negativo que positivo. Muchas personas confiesan que durante el acto sexual suelen recordar a su expareja y no logran alcanzar el orgasmo e incluso algunas sienten un total rechazo hacia la persona con la que se encuentran.

Las relaciones sexuales no satisfactorias pueden ocasionar depresiones y sentimiento de culpa. Si piensas que esta es una manera de vengarte de tu ex, solo te haces daño a ti misma, recuerda no tienes nada que demostrar a los demás.

5. Sentimiento de culpa.

Luego de una ruptura difícil estarás vulnerable emocionalmente. Inicias una relación tan pronto finaliza la otra buscando de esta manera distraerte del dolor que sientes, y lo más seguro será que no disfrutes esa nueva relación que está destinada al fracaso, debido a inseguridades, desconfianza y muchos otros factores.

Una vez sientas que la nueva relación ya no funciona, te sentirás culpable y creerás que eres tu quien tiene algún problema cargando así con la culpa de otra mala relación, cuando la realidad es otra. Tener sexo con extraños o empezar otra relación no será de ayuda en lo absoluto, solo atrasarás el proceso de asimilación, aceptación y superación, cosa que terminará perjudicándote.

6. Dependencia y baja autoestima.

Para poder llegar a sentirte completamente feliz al lado de alguien, debes de hacerlo primero contigo misma, para esto debes de tomarte un tiempo para ti sola sin relaciones. Son muchas las mujeres que al terminar una relación inmediatamente tienden a sentir la necesidad de estar con otra persona, por el simple hecho de que sienten temor y miedo a encontrarse solas o de no sentir el cariño y amor de alguien hacia ellas.

Esto no es más que un problema de autoestima baja y dependencia emocional que en muchas ocasiones requiere del apoyo de familiares, amistades y ayuda de especialistas.

7. Tiempo de duelo.

Es importante que reconozcas que ya la relación ya termino y aceptes el hecho de que ya tu vida no será la misma, pero esto no quiere decir que la vida misma termina, solo que tendrá ciertos cambios, y que ya esa persona no formará parte de ella.

No la sustituyas inmediatamente por otra persona a la que te tengas que acostumbrar de manera obligada, es recomendable que tengas tu tiempo de duelo para que superes y olvides el pasado. Un tiempo en donde todas tus heridas emocionales sanarán y ya luego te encontrarás renovada y lista para compartir con alguien a total plenitud.

8. Tiempo para autodescubrirte.

Todas las personas están constantemente en evolución y pasan por una serie de cambios tanto físicos como mentales y emocionales, en ocasiones sin darse cuenta. Ahora es tiempo de que realices un proceso de autodescubrimiento, cuando lo finalices vas a descubrir que no eres la misma persona que entro en la relación pasada.

Te sorprenderás de todo lo que aprendiste sin haberlo hecho conscientemente y de lo que ahora serás capaz de hacer. Todas las experiencias vividas durante el trayecto de esa relación hicieron de ti una persona distinta aunque no lo hayas notado, y ya es tiempo de que lo descubras.

9. Reconocer virtudes y errores.

Nadie es perfecto, esto es lo primero que debes de tener en cuenta cuando inicies el proceso de análisis de tu pasada relación. Este proceso no será fácil y puede llegar a ser muy doloroso para ti debido a que traerá a tu mente todos los momentos que vivieron, tanto los buenos como los malos, pero es un proceso resulta muy necesario, ya que obtendrás un gran aprendizaje al poder reconocer tus virtudes y defectos, asumirás tus fallas y te esforzarás para no repetirlas nuevamente y también sabrás en que fuiste buena, reforzarás tus cualidades y harás las cosas distintas para un cambio positivo.

10. Oportunidad de cumplir metas y sueños.

Seguramente ahora sientas que te sobra tiempo, mira esta situación como una nueva oportunidad que te da la vida para cumplir todos tus sueños y metas que siempre has tenido y que por diversas razones como por ejemplo la de estar en una relación a la cual dedicabas la mayoría de tu tiempo libre, no pudiste cumplir o realizar.

Viajar a tu lugar favorito, conocer nuevos destinos y culturas, practicar un deporte, un cambio de imagen, un tatuaje, iniciar o culminar estudios… Son muchas las cosas que puedes hacer y qué mejor momento que ahora. Solo necesitas muchas ganas y determinación para realizar lo que desees.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *