Confesiones

Confesiones de una amante

Según las confesiones de una amante, hay muchas cosas que la esposa, debería aprender de ellas para no cometer errores en su relación, ¿quieres saber cuáles son? Sigue leyendo te lo diremos a continuación.

Descubre cuáles son estas grandes enseñanzas que toda mujer debe conocer y poner en práctica


Hace unas cuantas semanas, leí un artículo titulado “Lecciones de una amante”, basado en el libro “Consejos de una vieja amante a una joven esposa”, de Michael Drury, de Editorial Océano, que en lo personal me pareció excelente, después de un largo peregrinar para conseguir el famoso libro, les cuento que lo he disfrutado mucho.

Una periodista entrevista a una mujer de 74 años, quien fue esposa y madre en los primeros años de su vida, para convertirse en amante por muchos otros, enamorada y siendo parte de una relación prohibida, la entrevistada nos habla desde la sinceridad y honestidad de los muchos errores que se cometen como esposas y de lo mucho que se podría aprender de las amantes.

Para no ir más lejos, decidí investigar a las grandes amantes de la historia, Cleopatra, Mata Hari, George Sand, Wallis Simpson, Magda Lu-pescu, Marilyn Monroe e incluso a Camila Parker Bowles, para responder a la interrogante, ¿qué hacen para mantener a los hombres locos por ellas? La propuesta que planteamos en este artículo no es juzgar sus decisiones, ni sus vidas, sino aprender de sus actitudes, seducciones y sus éxitos amorosos. ¿Qué es lo que las hace interesantes? ¿Qué les ofrecen que ellos están dispuestos a renunciar a un reinado, a su familia, al poder?

Comparto a continuación algunas de las ideas que estas mujeres me dicen cuando leo sus biografías.

Reír, una amante sabe reír y hace reír a su pareja, se divierte con él y disfruta de sus chistes, goza de su compañía, quiere pasar un momento agradable y que él la pase muy bien, a diferencia de las esposas que están muy preocupadas por el deber ser, por la administración de la casa o los hijos. ¿Hace cuánto que no te ríes a carcajadas con tu pareja?, ¿cuánto que no te ríes de sus bromas o chistes tontos?

Variar, una amante está abierta a la aventura, a lugares nuevos, a comidas exóticas, a ideas locas sobre el sexo, a él le gusta descubrir el mundo y tener con quien compartirlo, la monotonía lo mata, muchos matrimonios están inmersos en el aburrimiento y no saben cómo salir de ahí.

Un poco de misterio, un poco de misterio siempre es interesante, una amante tiene secretos, creando en el otro un velo de curiosidad. “El secreto para aburrir es contarlo todo”, decía Voltaire.

Escuchar, ¿Sabes cuántas horas escuchó Mata Hari a sus amantes? Los hombres se quejan de que en casa no hay tiempo para hablar, siempre están las inquietudes de su esposa primero y luego las de él, temas de dinero y de los hijos principalmente, sus sueños son fantásticos pero no tiene con quien compartirlos, escucharlo con interés es un acto de amor.

Sensible, humana, las exigencias de hoy en día están ponien­do a las esposas en una situación delicada e imposible de cubrir, deben ser las gran­des madres, ejecutivas, proveedoras, inte­lectuales y amantes, están cargadas de ansiedad, de una necesidad enorme de sentirse fuertes, de ser las mejores, de aguantar cualquier tipo de competencia, cuando lo que muchos hombres desean es también esa parte femenina donde una mujer puede llorar o sensibilizarse ante un detalle, sentir la frustración y debilidad y apoyarse en el hombro de su pareja, ellos también quieren sentirse fuertes.

Ser atractiva, una amante recibe con los brazos abiertos a su pareja, impecablemente arreglada, perfumada y bañada y sobre todo con mucha energía, sin sueño ni agotamiento, el cansancio es una de las quejas más frecuentes de los hombres hacia sus mu­jeres.

Interesante, ellos buscan la compañía de una mujer interesante. Mencionaremos la historia de Sherezada, la protagonista de Las Mil y Una Noches, quien está condenada a morir tras la noche de bodas con el Rey Shariar, para evadir el mandato, ella le narra un cuento al Rey y al llegar al momento culminante, lo interrumpe, para continuar con la historia la siguiente noche, así, el interés del sultán por conocer la conclusión de las historias le va perdonando su vida, las mujeres casadas deberían ser un poco como Sherezada, que su hombre esté tan interesado en ellas, en lo que le dicen, en la forma en que lo tratan, que quiera regresar siempre a su lado.


Inteligencia, una mujer culta es una mujer atractiva, aquella con la que se puede hablar de cualquier cosa incluso política, religión o temas del momento, se dice que para amar realmente al otro debemos de admirarlo. ¿Qué te admira tu pareja? Estudia, lee, aprende, preocúpate por algo, algo nuevo, algo interesante.

Complacerlo, algunas mujeres casadas sienten que no tienen más que aprender de sus parejas, de sus necesidades o deseos porque tienen muchos años de conocerlo y vivir con él, están en un error, reconocer que no lo saben todo y que existen miles de formas diferentes de amar, de cuidar, de complacer de compartir, les permitiría estar alertas para descubrir constantemente qué desea y necesita el otro y tratar de complacerlo, las cosas cambian a través del tiempo.

Seducción, generalmente la amante es una mujer sexy o al menos seductora, que lo que ofrece muy sutilmente con esa actitud es placer, muchas mujeres reciben a sus esposos en camisón, despintadas y se ocupan poco de su persona, “al fin que ya estamos casados”.

-Placer sexual, una amante puede cubrir uno o varios aspectos de los que hemos mencionado, pero lo que toda amante tiene es que ofrece buen sexo, el indudablemente disfruta y goza, ella también, al menos eso es lo que él percibe. Alguna vez un amigo me dijo: “Una buena amante es aquella que goza del sexo, que disfruta del momento”.

-Dar Libertad, una amante tiene pocos derechos de cuestionar a su pareja, así que aprende a moderarte, una esposa sospecha, controla, cuestiona, indaga, juzga y saca conclusiones sin fundamento, actitudes que matan la relación.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +