Reflexiones

Carta de un infiel arrepentido. Una historia para reflexionar:

Todas las personas pueden confundirse de cierta manera cuando están en una relación, sin embargo eso no le da derecho a nadie a ser infiel. Yo lo fui y nada es justificable. Ni porque estés borracho, ni porque te sientas solo o abandonado, ni por nada. Simplemente no puedes jugar con los sentimientos de las personas como si fueran objetos.
Haces llegar a esa persona que amas al límite de sus fuerzas y el único culpable de eso eres tú mismo, y si aún después de eso amas a esa persona te sentirás peor que una basura, porque simplemente no se lo merecía y te odiarás a ti mismo porque tú escribiste una historia entre ambos y ahora la estás borrando. Te sientes aún peor porque ves que está sufriendo por un acto totalmente egoísta que tú decidiste hacer.
Ella se sentirá devastada por mucho tiempo, estúpida y desconfiada de ti por cada acto que parezca sospechoso. Ella estará siempre desconfiada, lo que es muy comprensible porque a nadie le gusta que jueguen con sus sentimientos, anhelos y sueños. El dolor es algo que siempre llevará aunque lo logre superar, y tú, solo debes sacar lo mejor de ti mismo y recompensarle esos sentimientos heridos que tiene.
Si ambos se aman pueden sobrellevarlo en el tiempo, pero las cosas nunca volverán a ser iguales. Tienes que ser paciente porque tus sentimientos no importarán por un buen tiempo, solo debes preocuparte de ser sincero y transparente. Busca ayuda si es necesario con algún especialista y lo más importante, ámala.
Soy un infiel extremadamente arrepentido. Tuve que cometer el error para darme cuenta de lo dañino que esto puede ser no solo para la otra persona, sino que para uno mismo. Es causarle mucho dolor a ambos por un error que siempre pudiste evitar, pero si ya lo hiciste y amas a esa persona, solo te queda recompensar ese daño hasta que sane, pero la herida nunca se irá de sus vidas y tú siempre te sentirás avergonzado de lo que hiciste.

%d bloggers like this: