Carta al único hombre al que nunca quise decirle adiós

Esta carta resume lo que siente una mujer cuando un hombre se aleja de su vida sin una verdadero respuesta.

“A pesar de que te haya eliminado de todas las redes sociales posibles, no tengo ningún tipo de contacto contigo y, finalmente logré dejar de buscarte, siempre te recuerdo y aún pudo decir que te extraño. Es imposible pensar en ti casi todo el tiempo.”

“Siempre me pregunto dónde estás, qué estarás haciendo o repaso en mi mente tu rutina para imaginar lo que puedes estar haciendo en algún momento específico.

“Hago todo lo posible para evitar pensar que puedas estar con alguien más porque me enferma pensar en ti con otra persona, teniendo en cuenta las cosas que me dijiste mientras estábamos juntos que me hicieron creer que nunca habría un “alguien más”. Hablamos de un futuro juntos, de cosas que haríamos en verano o los viajes que teníamos en mente.

“Dijiste que serías mi cita con la boda de mi hermano, y me preguntaste si quería visitar a tu mamá cuando estaba en la ciudad para poder conocerla. Me prometiste que cuando tuviéramos 80 años, sabría por las palabras que dijiste y por los besos que me diste que aún estabas tan enamorado de mí como cuando nos reunimos por primera vez.”

“Estar contigo era diferente. Por primera vez en mi vida, me sentí segura con alguien. Realmente me pregunto qué le pasó al hombre que me llegó a conquistar e hizo que poco a poco derrumbe mis muros.”

“Cuando nos conocimos sabías que yo no era una persona fácil, pero te tomaste el trabajo de hacerme ver que al amor hay que darle siempre una oportunidad, te esmeraste para que yo creyera en ti y realmente lo hice, lograste que dejar mi orgullo de lado y empezara a creer en ti.”

“No entiendo cómo de decir cosas como “tenemos todo el tiempo en el mundo” y “nunca voy a hacerte daño” se pasó a un “no sé realmente si quiero seguir en esto”. No lo entiendo en absoluto. Durante demasiado tiempo después de que nos separamos, seguí hablando contigo porque mi mundo tenía más sentido contigo en él, aunque no fuera romántico.”

“Cuando pasas tanto tiempo construyendo un futuro hipotético con alguien, lo más complicado de todo es dejar ir sin tener respuestas reales, porque lo que hiciste fue conquistarme, sacar mis capas solo para volver a hacer que desconfiara de nuevo.”

“Decirte adiós fue muy difícil para mí, aunque dijiste que solo era un “hasta la próxima vez”. Sólo para que esté claro: Este adiós no es que me vaya. Es que tú me empujaste lejos. A pesar de que todavía quiero quedarme y esperar a que estés listo.”

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *