Medicina Salud

Cáncer de ovario, otro asesino silencioso. 6 señales y 3 datos importantes

El cáncer de ovario o cáncer ovárico, como muchas otras cosas puede ser diagnosticado y anulado cuando la paciente identifica los síntomas a tiempo.

En mi adolescencia comencé a presentar algunos problemas, tales como dolor exagerado cuando llegaba a tener mi ciclo menstrual, porque la mayoría de los meses del año ni siquiera menstruaba. Mi mamá pronto tomó cartas en el asunto y me llevó al ginecólogo, quien nos hizo saber que mi útero y matriz estaban llenos de quistes. Fueron varios años de tratamientos, biopsias y hasta pequeñas cirugías para un día darnos la terrible noticia: mis órganos parecían estar tan invadidos que lo más probable sería que nunca pudiera tener bebés. No recuerdo que a mí la noticia me hubiera afectado de alguna manera, pero sí recuerdo lo mucho que les afectó a mis padres.

El tiempo pasó, seguí con los medicamentos recomendados, me casé y pude llegar a ser madre de tres hijas. No tuve ninguna complicación durante los embarazos, ni abortos y durante varios años, los quistes parecieron darse por vencidos y ceder un poco; pero ahora que ya estoy entrada en mis cuarentas, esos quistes rebeldes regresaron más fuertes y con refuerzos, provocándome serios sangrados por lo que una vez más recurrí al ginecólogo y esta es la información que quiero compartirte:

  • Los quistes pueden llegar a desarrollar cáncer, principalmente en ovarios
  • El cáncer ovárico es uno de los más agresivos y con un alto índice como causa de muerte.
  • Todas las mujeres debemos por mucha a tención a los síntomas, factores de riesgo y antecedentes. No existe una causa exacta o comprobada para su formación, por lo que todas las mujeres debemos por mucha a tención a los síntomas, factores de riesgo y antecedentes que han experimentado en común otras mujeres.
  • Factores de riesgo

  • Entre menos hijos tengas, se incrementan las posibilidades de adquirir este tipo de cáncer o cuanto más tiempo tardes en embarazarte y tener hijos, el riesgo igualmente aumenta.
  • Si alguien de tu familia ha presentado algún tipo de cáncer, de cualquier tipo, el riesgo aumenta también.
  • La población de mujeres que presenta este tipo de cáncer con más frecuencia está entre los 55 y 60 años.
  • Síntomas

  • Lo terrible de esta enfermedad, es que sus síntomas son fáciles de confundir con una infección o con colitis o cualquier otra enfermedad que distienda el abdomen.
  • Quien lo padece, frecuentemente deja de comer, pues se siente demasiado “llena” o se siente muy pronto satisfecha al ingerir alimentos.
  • Con mucha frecuencia los ciclos menstruales se alteran, son irregulares o desaparecen y aparecen de forma repentina.
  • Problemas digestivos, de ahí que haya tanta confusión y dificultad de hacer un diagnóstico en muchos casos.
  • Mucho dolor en espalda y vientre
  • Sangrados muy abundantes
  • Si estás presentando dos o más de este tipo de síntomas y pudieras también tener algún factor de riesgo en tu vida, o antecedentes familiares, es urgente que visites al médico.

    Actualmente hay varias pruebas como la resonancia magnética, el ultrasonido, pruebas de sangre en búsqueda específica del cáncer, ecografías, laparoscopías y hasta un tipo particular de prueba de embarazo que pueden ayudar en su reconocimiento y pronta intervención.

    Desafortunadamente, este tipo de cáncer con ninguna de estas pruebas se puede diagnosticar en las primeras etapas de desarrollo, de ahí la importancia tanto de observar y conocer tu cuerpo, como de estar atenta a los cambios que presentas y, sobre todo, a la prevención de esta enfermedad.

    Cómo puedes prevenir el cáncer ovárico

    La respuesta es simple: lo previenes como podrías prevenir muchas otras enfermedades: vida sana, alimentación que no incluya productos enlatados, conservadores y altos en grasas; practicar un deporte, mantenerte en tu peso, actitudes sanas, y cumplir el propósito de tus órganos reproductivos: tener bebés, amamantar y buscar ser feliz.

    ¿Qué sucede si ya te han detectado el cáncer?

    Primero, respirar profundo, y sentirte agradecida ¿agradecida por tener cáncer? ¡Agradecida porque tienes un diagnóstico y porque puedes hacer muchas cosas! Es muy importante que grabes esto en tu mente: “El cáncer no es una sentencia de muerte”.

    Existen diversos grupos de apoyo, asociaciones civiles y gubernamentales. Ellos trabajan para ayudar a las enfermas de cáncer y sus familias. Busca información y actúa. Si lo haces con la actitud de entereza y disposición al triunfo, esta será una batalla más. Aleja de ti la derrota, o cualquier otro sentimiento negativo. Créemelo: eso nunca te va a ayudar. Por algo se dice que actualmente el cáncer ovárico, se combate con éxito mediante quimioterapia o cirugía, aunado a una buena actitud, fe y mucha esperanza.

    Desde que el médico habló conmigo, he estado ocupada mejorando mi vida: me alimento mejor, corro, estudio y me divierto tanto como puedo y comparto la información, como hoy lo he hecho contigo y todo va mucho mejor en mi interior.

    Gracias por leerme y no olvides compartir esta información. Si deseas ahondar en este tema, lee los siguientes artículos:

    La importancia de la sonrisa en la batalla contra el cáncerUn diagnóstico de cáncer a la vista. Afróntalo con fe y convicción

    Compartelo con tus amigos!

    Lo + Visto

    Siguenos en Facebook

    Siguenos en Google +