Bendice a quienes haces responsables por una decepción, abandono o infidelidad, pues gracias a ellos tendrás una nueva oportunidad para recapacitar y volverte hacia ti mismo con el fin de madurar, de trascender y evolucionar_ El peor abandono es el que nos auto-infligimos, después lo que hacemos es proyectar nuestra situación interna culpabilizando a los demás.

La tragedia del ser humano no consiste en no contar con quien le ame tal y como está, sino en carecer de motivos propios para amarse a sí mismo sin reservas o condición.

El mayor mal es el que se hace uno a si mismo con su propio desamor. Detrás de toda victima existe una persona que no se ama. ¿Y porque te cuesta tanto trabajo el poder amarte?_ Posees un condicionamiento mental (conjunto de creencias erróneas) que justifica el que estés en contra de ti mismo, por tanto, la necesidad de que alguien o algo te salve se vuelve una obsesión.

El hacer un drama por aquello que interpretamos como un abandono o traición, no hace más que poner de manifiesto el abandono que seguimos ejerciendo sobre nosotros mismos. Esto es lo que quiere dar a entender la reflexión que les comparto_ No se trata de subrayar, ahogarnos o perdernos en lo que otros nos hicieron, sino en tomar consciencia de lo que cada uno se sigue haciendo.

El daño que experimentamos en el presente, es y será siempre de nuestra completa competencia. Tú elijes si continúas haciendo énfasis en lo pasado con el fin de recrearlo o si promueves un cambio para soltar lo que te hace daño_ Tú elijes, si continúas aferrándote a motivos, excusas o razones que te son perfectas para eludir cualquier compromiso personal_ ¿Qué pasaría si solo por hoy fueses un poco más buena(o) contigo misma(o), que pasaría si te quisieras un poco más sin importar el cómo y dónde estás?_ Sucedería que las condiciones de tu vida actual mejorarían sustancialmente al mejorar la relación que llevas contigo misma(o).

El amor hace milagros, dicen por ahí, solo que no los vemos, porque permanecemos en un continuo estado de desamor inconsciente hacia nosotros mismos. Ten presente que el victimismo es un estado mental disfuncional que nos hace daño al momento en que justificamos el seguir haciéndonos daño_ ¿lo captas?

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *