Tendencia

El angustiante pedido del torero antes de morir

El torero español, Iván Fandiño, tuvo una dolorosa muerte luego de sufrir una cornada, durante la tercera parte del encuentro de la corrida de toros, en la localidad de Aire-sur-l’Adour, en Francia.

Fandiño fue embestido por el animal cuando realizaba un “quite con el capote por chicuelinas”, maniobra que trata de coger la capa con las dos manos, pero el acto se salió de control.

Tras esto, el español cayó al suelo con una herida de 15 centímetros, que afectó varios órganos vitales, entre ellos el pulmón. La muerte de Fandiño fue muy trágica, pues el hombre no fue auxiliado rápidamente.

La agonía del torero se pudo sentir en las últimas palabras que dijo. Fandiño, lleno de dolor, pidió desesperadamente que lo lleven a un hospital porque sentía que se estaba muriendo.

“Que se den prisa en llevarme al hospital que me estoy muriendo”, fueron las desgarradoras palabras que expresó el torero a su amigo y homólogo francés, Thomas Dufau.

El torero fue trasladado al hospital, de Mont-de-Marsan, tras más de una hora de sufrimiento, tiempo en el que tuvo que ser sedado completamente pero no fue atendido porque se desconocía la gravedad de la herida.

Ivan Fandiño llegó al hospital “clínicamente muerto”.

Lo + Visto