Consejos

Él a veces te dice que ya no te ama, sin decir nada

Cuando una persona está enamorada, hace todo lo posible porque el otro esté bien, se desvive en atenderlo, está pendiente de sus pequeñas y grandes necesidades.
Pero ¿cómo saber si a la otra persona todavía le ocurre lo mismo?

Con palabras o el ruidoso silencio

Las palabras son, quizás, la forma más importante de comunicación, pero no todas las personas son iguales: algunas hablan de sus sentimientos, pero a otras se les dificulta decir “te amo” o “no te amo”.
Estos últimos, normalmente expresan muy claramente sus verdaderos sentimientos con acciones o con omisiones, por eso es importante siempre atender a las señales que tu pareja puede dar, más allá de lo que diga. El amor se refleja con acciones y cuando alguien ama a alguien, es simplemente evidente, pero también “se puede ver” cuando el amor se ha terminado.

Si estas conductas que se describen a continuación se dan muy frecuentemente, puede significar que él ya no te ama.
1 Tienes que pedirle que pase más tiempo contigo: ya sea por trabajo, estudio o diversión con sus amigos, nunca encuentra la posibilidad de estar juntos.
2 No le interesa lo que tú piensas, toma él las decisiones y ya. Si le reclamas, puede enojarse o mostrarse indiferente, pero no le da importancia a tu malestar y hará lo mismo nuevamente.
3 Su actitud te hace sentir casi una empleada, porque no participas de las decisiones.
4 Te hace sentir que estás de más, tanto en la casa como en su vida.


5 Dice frases como “si estuviera solo…”.
6 Te compara con otras mujeres y en ocasiones, con relaciones que tuvo en el pasado. Por supuesto, para él siempre sales perdiendo en la comparación.
7 No está presente cuando tienes problemas; de hecho, es el último en aparecer ante alguna complicación. No muestra interés en apoyarte ni en dar explicaciones.
8 Se muestra ausente: aunque le hayas dicho que quieres hablar de algo importante, él se mostrará reticente y lejano y no tomará ningún compromiso con lo que le dices.
9 No te dice piropos ni te halaga. De hecho, has olvidado la última vez que lo ha hecho. Tampoco se muestra entusiasmado con tus logros y no los menciona, aunque sean extremadamente importantes para ti.
10 En ocasiones, te menciona tus errores y tus faltas, entre las que pueden figurar aspectos que antes le parecían atractivos.
11 Tú ya no eres importante, no tiene tiempo para actividades que tú consideras valiosas.
12 Si sacas el tema de “un futuro juntos”, él lo evade o no responde. Si le reclamas su actitud, solo responderá con silencio.


13 El contacto físico se reduce al mínimo o directamente no existe. En ocasiones te rechaza con cualquier excusa o sin ella.
14 Aumenta sus horas de trabajo y no es raro que incluso tenga actividades laborales los fines de semana.
15 Nunca sabes lo que está pensando, porque él prácticamente no te habla de sí mismo, ni de cosas buenas ni de las malas. Es como que hubiera puesto una barrera.
16 Se aleja no solo de ti, sino también de tus amigos y familiares: básicamente, de todo lo que tenga que ver contigo.
17 Tu actitud te hace sentir insegura de la relación y si se lo mencionas, a él no parece importarle.


18 Las escasas ocasiones en las que intercambia palabras contigo, es para discutir o remarcar diferencias, ya sean estas por grandes o por pequeños temas.
19 Las discusiones se hacen frecuentes, hasta el punto que prefieres no encontrarlo para evitar la confrontación.

20 Trae a colación temas que ya creías olvidados. Antiguas diferencias, que pensabas que estaban superadas, salen a relucir nuevamente.
21 Las cosas que antes eran buenas, ahora no lo son: la comida que antes le hacías y le encantaba, ya no le gusta.


22 Es imposible agradarle, no hay nada que le caiga bien, porque de la forma que tú lo haces, siempre está mal.
23 En ocasiones, sobre la indiferencia prima la agresión en palabras o en gestos, son habituales las groserías y el desmerecer todo lo que tú haces.
24 Así como él da muestras de no tener confianza en ti, tú tampoco se la tienes a él.

Confía en ti misma

Si muchas de estas señales están presentes en tu actual relación, quizás sea el momento de una charla abierta y sincera, en la que quede realmente claro qué está sintiendo tu pareja por ti.

Plantea la situación en una forma lo más distendida posible y en todo momento aclara que lo más importante para ti es no olvidar los buenos momentos que han pasado juntos. Rescata la parte humana y recalca que tú quieres lo mejor para los dos y que si él no siente lo mismo, es mejor para ambos poner punto final.
Confía en ti misma, te mereces alguien que sepa valorarte y amarte.

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +