Confesiones Historias Reflexiones

A mi también me han roto el corazón

Apenas ayer tuve una charla larga y tendida con una seguidora que me contó una vivencia muy personal. Ella pasaba por un momento muy complicado,estaba atravesando una dura separación. Lo que más me sorprendió fue conocer su edad, no era una adolescente encaprichada ni una joven apegada que enfrenta el rechazo, era una madre de familia que luego de intentarlo todo, luego de años de luchar sola por salvar su matrimonio, se vio obligada a enfrentar el doloroso adiós. Que difícil se me hacia consolarla, cómo decirle algo si no podia imaginar la magnitud de lo que sentía, días sin poder pararse de su cama teniendo que encontrar la fuerza de donde sea para mirar con una sonrisa a sus dos pequeños, para ir a recogerlos del colegio cada día y seguir viéndolo, para irse a dormir cada noche con el corazón en pedacitos y el deseo de no despertar. ¿Por qué? Me preguntaba, por qué cuesta tanto seguir adelante y aceptar que una relación no funcionó. Son muchos los factores; lidiamos con la culpa, el creer que pudimos haberlo hecho mejor, que no fuimos lo suficiente, eso nos lleva a encarar el fracaso, dura palabra con la que nos latigamos frente al espejo. El rechazo, un golpe a nuestro autoestima que inevitablemente te hace pensar que no vales lo suficiente. Nuestros pensamientos parecen anclados al pasado, o bien recordamos lo bonito y sufrimos pensando en que no volverá o bien pensamos en lo feo y lamentamos no poder corregirlo. Groso error, nuestra obsesión de pasado nos genera demasiada ansiedad con el futuro. A todas nos ha pasado, quien diga que no le han roto el corazón es porque entonces no se ha enamorado. “No siento lo mismo por ti”, “la relación se ha vuelto tóxica” “Estoy enamorado de otra persona” “Necesito estar solo” “Ya no eres la persona de quien yo me enamoré” dagas que clavan hasta lo más profundo, tanto que sientes que no puedes respirar y piensas que jamás podrás volver a hacerlo. Hoy solo quiero decirte que vas a estar bien. De verás lo creo, no lo digo solo por levantarte el ánimo, no voy a mentirte diciéndote que pronto dejara de doler, pasaran quizás días, semanas, meses (continúa..) aqui

Compartelo con tus amigos!

Lo + Visto

Siguenos en Facebook

Siguenos en Google +