¡A todos nos llega la hora del primer amor! Tarde o temprano, las relaciones amorosas siempre tocan a nuestra puerta para enseñarnos lo que es la vida en pareja. Cuando estamos en proceso de descifrar nuestra sexualidad, somos atraídos, por instinto, a sentir afecto hacia otra persona. Sin embargo, ¿qué pasa cuando esa simple atracción se transforma en algo más? ¿En qué nos convertimos cuando nos enamoramos por primera vez?

Desde pequeños, sentir cercanía con las personas que nos rodean ha sido un hecho normal dentro de la sociedad. Esta cercanía, se va transformando a medida que maduramos y descubrimos nuestra sexualidad. Comenzamos a entender en qué se basan las relaciones, a un nivel afectivo más profundo. Así es como de pronto, decidimos saltar al agua con esa otra persona a ver qué ocurre.

Nadie sabe cuándo se enamorará o si esto ocurrirá la primera vez que lo intentes. Lo que sí es un hecho es que cuando tu corazón queda flechado, no hay marcha atrás. Sabrás de manera inmediata que el amor te ha alcanzado. Existen varias cosas que ocurren cuando el primer amor aparece en tu vida ¿Sabes cuáles son?

1. Desde la primera vez que se ven, las miradas se convierten en cómplices…

Conocer gente nueva siempre causará reacciones en ti, ya sean malas o buenas. Sin embargo, cuando conoces a esa persona que te cautiva a primera vista, lo notas de inmediato. Te presentan por primera vez con él o ella y simplemente quedas sin palabras, contemplando todo su ser ¡Alerta de enamoramiento encendida! Los flechazos a primera vista existen y si nunca habías tenido uno hasta ese momento, te darás cuenta de que sientes algo diferente en ti.

Deseas conocer todo lo que es como persona, en el menor tiempo posible. Preguntas y respondes sin parar, para conocer más al otro de lo que te conoces a ti mismo. Lo más gracioso de esto es que mentalmente vas armando el rompecabezas y te preguntas cómo podrían llegar a ser pareja.

Si te haces una película completa cuando conoces a esa persona especial, posiblemente estás frente a tu primer amor.

2. El primer amor regala sonrisas…

En el momento en que deciden avanzar y transformar su amistad en algo más, es cuando las conocidas mariposas comienzan a hacer estragos en el estómago. Es algo que simplemente no puedes evitar. Apenas lo ves cruzando la puerta y de inmediato el nerviosismo se hace parte de ti.

Incluso sus chistes malos y sin sentido te causan gracia, no puedes evitar sonreír cuando estás entre los brazos de tu primer amor. Te sientes a salvo y completa al lado de tu pareja.

3. Sientes que te falta el aire cuando no estás a su lado…

Cuando el primer amor aparece en tu vida, es normal que quieras aferrarte a esa persona el mayor tiempo posible. Sientes que te han quitado una parte de tu ser, sin la cual no puedes funcionar del todo bien.

La primera vez que te enamoras, no puedes controlar la ansiedad de pasar una tarde haciendo las cosas más simples junto a tu amada media naranja. Incluso, el aburrido hecho de mirar el techo se vuelve completamente entretenido cuando tu alma gemela esta acostada a tu lado.

Es común que, con tu primer amor, sientas ganas incontrolables de gozar de su compañía. Sin embargo, recuerda que, siempre hay tiempo para todo. Sólo debes dejar que todo fluya. Las relaciones cuando van a funcionar, simplemente lo hacen. No te atormentes, extrañar no es algo malo, solo hará más fuerte tu emoción cuando veas a tu pareja de nuevo.

4. No te puedes concentrar en nada… Solo importa tu pareja

¡Olvidaste hacer el informe de mañana y la cena se te quemó! Seguro estabas hablando por teléfono con el responsable de dibujarte esa sonrisa traviesa. Es un hecho que, cuando te enamoras, entras en un limbo del que no quieres salir.Esto se debe a que, como tu pareja es tan diferente y única, consume tu tiempo y tú de buena gana se lo dedicas.

No importa el tiempo que pierdas, pues estás feliz por ello. Tu mente está explorando todas las cosas y alternativas, para compartir a su lado. La primera vez nos llena de expectativas ¿Qué viene ahora? Te emociona saber qué depara el futuro al lado de tu primer amor.

5. Comienzas a pensar en tu sexualidad con ánimos de explorarla…

Tu lado más pícaro y salvaje se activa cuando descubres realmente lo que se siente el amor por primera vez. Si estás con la persona que amas y confías, esto será algo completamente natural.

Con la seguridad de que estás frente a tu primer amor, puedes dar el paso a disfrutar del contacto más profundo, que tus deseos carnales difícilmente podrán seguir controlando. Disfrutar de la sexualidad con la persona que amas es algo que vale la pena cuando te sientes enamorado.

6. Comienzas a idear tus planes en pareja y no de manera individual

Cuando las cosas se tornan más serias, empiezas a pensar a futuro y en esos planes incluyes a tu pareja. Te sientes abrumado con todo lo que está pasando en tu relación. Sientes miedo, pero no quieres que se detenga el sentimiento.

Comienzas a pensar en todo lo que tienes por hacer y qué quieres hacer con la compañía de esa persona.  Es decir, empiezas a pensar en pareja. Quieres hacerlo absolutamente todo a su lado o al menos, con su ayuda o aprobación. Irse de viajes juntos, comenzar algún proyecto e incluso adoptar una mascota.

Si empiezas a ver tu vida como una sociedad, ¡te enamoraste por primera vez! Además, es una señal de que tu relación va en la dirección correcta.

7.  Incluyes a tu pareja con tu entorno familiar y con tus amigos…

¡Ambos quieren seguir avanzando en el mundo de las relaciones! Así que, decides invitarle a una salida con tus amigos o a una cena en casa después del partido. Por más normal que pueda verse la situación, internamente estás pensando en que acepten a tu primer amor.

Ya sea en la casa de tus padres o en tus círculos sociales, cuando te sientes realmente enamorado por primera vez te resulta importante que esa persona esté presente.

Quieres que todo salga bien y que tus padres vean en tu pareja, aquello que te cautivo en un principio. Esperas que se vuelva el mejor amigo de tu hermano o la mejor amiga de tu prima. El primer amor siempre es la apertura a experiencias únicas, más allá de la primera muestra de sexualidad. El amor de pareja es un sentimiento con el que nos permitimos conocer la necesidad de estar con alguien.

Y aunque el primer amor tal vez no sea el amor tu vida. Dejará huellas imborrables en ti, te enseñará lecciones de vida, así como tú a él. Disfruta de tu primera vez. Siente amor y equivócate, pues todo es un aprendizaje. De esta forma, no errarás de nuevo en tus futuras relaciones.

Tú, ¿cuántos de los pasos mencionados has experimentado?

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *