Salud

6 señales de que tu cuerpo necesita vitaminas

El cuerpo humano suele manifestarse cada vez que tiene algún requerimiento, por lo que es importante prestar atención a estos pequeños detalles.

Las vitaminas son sustancias orgánicas necesarias para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra mente. Estas deben estar presentes en nuestro régimen alimenticio diario para ayudarnos a recuperarnos y a mantenernos sanos. Sin embargo, hay ocasiones en las que los niveles de vitaminas y otros nutrientes en nuestro organismo descienden de los márgenes saludables.

¿Cómo saber si tu cuerpo te está pidiendo vitaminas? Por lo general nuestro cuerpo comienza a emitir señales de alarma antes de convertirse en situaciones de riesgo. Por ello, Valentina’s Fitness, coach del team Lab Nutrition, empresa líder en complementos nutricionales para la salud y el deporte, nos ayuda a interpretar estos signos y lo qué debemos de hacer en esos casos.

1. Te sientes cansado o débil

Es posible que necesites vitamina B12, que mantiene los niveles normales de energía porque ayuda a convertir los carbohidratos en glucosa: la fuente de energía del organismo. Se encuentra en los productos de origen animal como: hígados, mariscos, carnes, queso y huevos. Para combatirlo, también se debe aumentar el consumo de pescado; especialmente de salmón, caballa y atún. Un complemento perfecto, además de la vitamina B12, es Energy Gel de Lab Series, que por su alto contenido en vitamina C, contribuye al normal funcionamiento del organismo, mejora el rendimiento físico y aumenta el nivel de energía.

2. Se te cae o quiebra el cabello

La vitamina C promueve su crecimiento, lo mantiene sano y le da elasticidad, gracias a que ayuda en la formación del colágeno. Los frutos secos como las nueces, almendras
y avellanas contienen vitamina B, que previene la caída del cabello y su encanecimiento. Por el contrario, lo humecta y fortalece. Los ácidos grasos con omega 3 como el atún, la sardina y el salmón, ayudan a prevenir el cuero cabelludo seco, eliminan la caspa, y evitan la pérdida de cabello. Para quienes tienen el cabello seco, el yogurt natural brinda vitalidad y cuerpo.

3. Te salen manchas o se enrojece la piel

Si tu piel comienza a presentar algunos cambios como erupciones o temas relacionados con el cutis puede ser por falta de vitamina B3. Esto conduce a la resequedad de la piel, enrojecimiento, aparición de escamas, acné y picazón. Fuentes de vitamina B3 están en la carne, el pescado, los granos integrales, las lentejas y el maní. Trata de disminuir el consumo de grasas y carnes procesadas (embutidos, salchichas, etc.), y opta por comer sardinas, frutos secos, linaza, verduras de hoja verde, zanahorias y pimientos rojos.

4. Comienzas a olvidar las cosas

A veces sentimos que perdemos la memoria y por la rutina del día a día nos damos cuenta de que tenemos problemas con retener información. Algunas vitaminas que podrían contrarrestar este problema es la B12 y se encuentra en los productos de origen animal. La vitamina B9 refuerza la memoria y se encuentra en verduras y cereales. Un antioxidante necesario para mantener el cerebro protegido de daños a largo plazo es la vitamina E, que podemos consumirla a través de las hortalizas, aceite de oliva o girasol y frutos secos. Se aconseja consumir el complemento Ginkgo Biloba de Solgar, que combate el envejecimiento cerebral favoreciendo la actividad cerebral y estimulando la memoria.

5. Tiendes a enfermarte mucho

La vitamina C refuerza el sistema inmunológico y ayuda en la absorción del hierro, contribuyendo con el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Previene enfermedades, sobre todo de las vías respiratorias como la gripe y la neumonía. La encontramos en frutas y verduras como: la naranja, la toronja, la fresa, el limón, kiwi, guayaba, melones; además de los pimientos, brócoli, coliflor, pepino, entre otros. El consumo de una buena dosis de alimentos y complementos nutricionales ricos en vitamina C, reducirá los niveles de vanadio, un mineral que ha sido declarado generador de la depresión bipolar.

6. Te duelen los músculos

Significa que tienes un déficit de vitamina D. Si sientes dolores musculares o en las articulaciones, especialmente en las noches o épocas de invierno, es posible que el calcio que consumas no este siendo absorbido correctamente. Para mejorar ello, procura consumir pescados grasos, queso, leche, cereales fortificados y huevos. Asimismo consumir plátanos, manzanas y brócoli. Tomar el multivitamínico Vitamax SX-7 de Muscletech, que contiene los nutrientes que necesitamos aportando una fuente de más de 20 vitaminas; además, acelera el metabolismo ayudando a la quema de grasa.

%d bloggers like this: