5 versículos de la Biblia que la Iglesia no quiere que leas

La religión es una de las armas más poderosas para controlar la mente. Si crees que existe o no Dios, es una cosa, mientras que la doctrina que profesamos es otra. Sin duda, la principal razón de la existencia de tantas iglesias es la interpretación de la Biblia ¿Cómo? El Santo Libro es uno solo, pero cada predicador lo explica diferente… ¿podrán explicar la qué hay detrás de estos versos que muy pocos leen?

#1 Desobediencia de Saúl (1 Samuel 15:3)

“Ve ahora y ataca a Amalec, y destruye por completo todo lo que tiene, y no te apiades de él; antes bien, da muerte a hombres y mujeres, a niños y recién nacidos, a bueyes y ovejas, a camellos y asnos”

#2 Lamento de los cautivos (Salmos 137:9)

“Bienaventurado el que tomará y estrellará tus niños contra las piedras”

#3 Instrucciones para la mujer cristiana (1 Timoteo 2: 11-13)

“Que la mujer aprenda calladamente, con toda obediencia. Yo no permito que la mujer enseñe ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que permanezca callada. Porque Adán fue creado primero, después Eva”

#4 La destrucción de Jerusalén predicha (Ezequiel 5:10)

“Y yo haré en ti lo que no he hecho y lo que no volveré a hacer jamás a causa de todas tus abominaciones. Por eso, los padres se comerán a sus hijos y los hijos se comerán a sus padres; ejecutaré juicios en ti y esparciré cuanto te quede a todos los vientos. Por tanto, ¡vivo yo! –declara el Señor DIOS– que por haber profanado mi santuario con todos tus ídolos detestables y con todas tus abominaciones, yo me retiraré, mi ojo no tendrá piedad, y tampoco perdonaré”

#5 Jesús da el ejemplo (1 Pedro 2:18)

“Esclavos, sométanse a sus amos con todo respeto, no sólo a los que son buenos sino también a los que son crueles”.

Preferimos no dar interpretaciones y que seas tú quien tome una opinión sobre estos versículos. Si se pone a prueba tu fe, bueno, recuerda que el hombre siempre se hizo cuestionamientos y parte de la seguridad que demuestres es la convicción de lo que has creído.

  • Julio Delgado

    ohh y ahora quén podrá defenderlos!

  • Marcela Quevedo

    Para poder comprender los versículos abria que leer el pasaje completo, ya que por poner un ejemplo, el salmo 137:9 se refiere a lo que dicen las personas de Babilonia y no Dios.
    Así que invitaría a leer no solo el versículo sino el pasaje completo o desde uno anterior para comprender el contexto y no opinar a la ligera.