Lo que parecería ser uno más de esos enigmas matemáticos de la internet, ha demostrado ser un verdadero reto matemático. Se trata de una simple ecuación visual en la que le atribuimos un valor numérico a una imagen y vamos infiriendo a partir de operaciones.

Sin embargo, hay que estar muy atentos, porque como en todos los problemas, matemáticos o no, la clave reside en la observación atenta de símbolos y de cantidades. ¿Estás listo para intentarlo? Si no lo consigues, no te frustres, sólo el 1% de las personas que lo intentaron lo consiguió en el primer intento.

Es bastante fácil una vez has entendido el truco dentro de la ecuación, en esta segunda imagen te explicamos exactamente qué sucedió.

Bastante divertido ¿verdad? Compártelo con familiares y amigos y compara resultados.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *